La vedette Bárbara Rey ha sufrido coronavirus, no obstante, ya ha recibido el alta hospitalaria y ha abandonado el hospital marbellí.


Bárbara Rey hizo las maletas rumbo Marbella para desconectar, pero entonces no era consciente del problema de salud al que se iba a enfrentar poco después. La vedette ha sufrido coronavirus y ha tenido que ser ingresada en el Hospital Quirón de Marbella, una pesadilla que afortunadamente ya ha terminado para ella. Por fin, ha recibido el alta hospitalaria y es que los médicos consideran que pueden seguir recuperándose de una forma mucho más segura en su vivienda. Su estado de salud es favorable y ahora tan solo desea recuperar las riendas de su vida muy pronto, tal y como avanza su círculo.

GTRES

Su ingreso no ha sido fácil, de hecho, ella misma se ha confesado con algún periodista cuando se han interesado sobre su estado de salud. «Me faltan las fuerzas hasta para hablar y espero ir recuperándome poco a poco con los tratamientos que me están poniendo. Pero llevo unos días terribles», decía con un hilo de voz a ‘La Razón’ hace tan solo unos días. A sus 71 años Bárbara esperaba recibir al alta este fin de semana, tal y como después ha sucedido, una excelente noticia para ella y los suyos. Según explicó su hija, Sofía Cristo, el coronavirus le había derivado en una neumonía que debían controlarla, siendo esta tan solo una de las consecuencias. «Tengo algunos problemas cuando me tienen que poner una vía para los sueros, cuesta encontrarme las venas, pero qué le vamos a hacer, confío en irme recuperando día a día. Espero que pronto acabe todo esto», explicó la propia Bárbara desde la clínica en la que permanecía ingresada.

Este contratiempo no solo ha frenado en seco sus planes en la Costa del Sol, también sus compromisos profesionales. A pesar de que iba a participar en ‘El Desafío’, el programa de Antena 3 donde rostros conocidos se enfrentan a diferentes retos, su enfermedad ha provocado que se caiga del cartel. Bárbara Rey ha sido sustituida por Norma Duval y es que ahora su máxima preocupación es recuperarse lo más pronto posible. Una semana después de que saltara a la luz su ingreso, la de Totana puede celebrar que vuelve a casa tras una difícil etapa. Fue después de sentir algunos síntomas compatibles con el covid cuando acudió al hospital, donde le realizaron una PCR, cuyo resultado fue positivo. Ahora solo debe centrarse en descansar, desconectar y cuidarse al máximo, ya que según su hija es una paciente de riesgo.

Su círculo más cercano la han visto baja de moral estos días, pero están seguros de que se trata de algo puntual y de que a partir de ahora su ánimo será mucho más positivo. Cuando contrajo el coronavirus todavía no había sido vacunada, no obstante, por su edad todo apunta a que será muy pronto cuando por fin podrá recibir su primera dosis.