El futbolista Aubameyang sufrió hace solo unos días un robo que ni él ni su mujer podrán olvidar jamás. Cuatro encapuchados se colaron en su casa de Castelldefels (Barcelona) escalando el muro y tanto él como su familia sufrieron un terrible asalto, aunque este no es el único robo millonario que han sufrido este verano. De momento, las autoridades están investigando el caso y consideran que podrían haber sido vigilados durante las últimas semanas, siendo este altercado completamente estudiado y organizado por los delincuentes. A ella los ladrones la abofetearon y la arrastraron del pelo y a él le rompieron la mandíbula, tal y como se ha confirmado ahora en su último parte médico.

futbolista-robo
Redes sociales

Se apunta a que podrían ser italianos y a que sabían mucho más de lo que la excéntrica pareja muestra en sus redes sociales. Si bien le pidieron a gritos que le entregaran unos bolsos de marcas concretas que sí había compartido en el universo 2.0, también le pidieron otro que le había regalado su marido en una fiesta familiar. Muy pocos sabían de su existencia, lo que hace sospechar a los investigadores.

Aunque su pareja tiene miedo, los expertos han recomendado que vuelvan a la casa en la que sufrieron el robo para retomar su rutina y que esto no impida retomar las riendas de su vida. Ella intentó zafarse de los ladrones al verlos en la vivienda e incluso fue corriendo hacia el botón del pánico, pero lo impidieron agarrándola del cabello y golpeándola. Fue su marido el que al defenderla recibió un golpe con la culata de un arma hasta que le rompieron la mandíbula, un hecho que podría retrasar sus planes profesionales.

jugador-robo-portada

Sus hijos presenciaron el robo y durante una hora estuvieron con los asaltantes y sus padres, lo cual sin duda ha provocado un estado de shock en ella. Esta complicada situación ha llevado a que los investigadores no bajen la guardia e intenten encontrar a los culpables de este robo que ha copado titulares. Muchos compañeros han aumentado la seguridad en sus casas tanto de día como de noche, medida disuasoria con la que tratan de acabar con este tipo de robos.

El pasado 17 de julio Aubameyang, su mujer y sus hijos sufrieron otro asalto del que todavía no se habían podido recuperar. Ahora les han sustraído un botín que se ha valorado en 700.000 euros y en la otra ocasión 1,5 millones de euros en joyas y relojes sin necesidad de abrir la caja fuerte. En ese momento intentó mejorar la seguridad de su vivienda, intentando evitar tener que vivir un suceso parecido.