Los dos últimos modelitos del viaje de Estado a Francia nos dejan verdaderamente con la boca abierta. La Reina se puso en ambos casos sendos vestidos de Hugo Boss.

Primero, un vestido negro de corte asimétrico, con el que terminó el segundo día reuniéndose con 400 compatriotas en París. No nos sorprendió, pues era un modelo que ya ha usado en un par de ocasiones desde 2014, pero entre el corte de pelo y las sandalias de tiras de terciopelo de Magrit, también conocidas, tenía un je ne sais quoi de nuevo…

Letizia
La Reina recicló su vestidito negro con escote asimétrico para reunirse con los españoles que residen en París.

Pero realmente fue para su despedida cuando lanzamos un ¡oh!…

Letizia
Letizia, en su último día en París, con un vestido de cuero de Hugo Boss.

El tercer día de visita Letizia amaneció con un vestido de cuero gris de Hugo Boss, realizado en piel de cordero (899 euros),  que se le ajustaba casi como un guante, pero de los finos de verdad. El look lo completó con unas sandalias de Adolfo Domínguez, de tiras de pitón cruzadas y con altísimo tacón, que lució recientemente cuando fue a ver los monólogos de ciencia en Madrid, y una cartera de piel de avestruz.

O mucho nos equivocamos o ya se empieza a apreciar, y mucho, la influencia de su nueva estilista…

Pero el mejor aderezo, sin duda, fue su sonrisa. Amplia, radiante… En fin, que se notaba que el viaje había resultado bien. En Francia le ponen sobresaliente, ¿y nosotr@s?

Letizia

El pelo se lo onduló por primera vez en el viaje y completó su estilismo con las gafas de Carolina Herrera y unos espectaculares pendientes largos dorados, que ya le vimos en la cena en El Pardo con el presidente de Colombia.