Athina Onassis ha aumentado su colosal fortuna tras vender a un magnate ruso la isla familiar de Skorpios, donde están enterrados su abuelo, Aristóteles, su madre, Cristina, y su tío Alexander. La isla fue el refugio del legendario armador que la eligió como escenario para su boda con Jackie Onassis. Athina, casada con el jinete Alfonso Doda Miranda con quien aún no tiene hijos, solo estuvo alguna vez en la isla cuando era pequeña y no sentía muy ligada a Skorpios, que está cubierta de espléndidos árboles que Onassis importó de medio mundo y donde nadie podía amarrar sin un permiso especial. Athina Onassis, que heredó el 55 por ciento de la fortuna familiar (el resto se repartió entre Jackie y la Fundación Alexander Onassis), vive en Brasil dedicada a su carrera de amazona.