Teresa Rivero afronta una difícil situación personal, al temer que su casa de Aravaca, la única que le queda, puede ser desahuciada. Así hemos visto a la matriarca del clan Ruiz Mateos en medio de la polémica


Teresa Rivero está cansada de los golpes y obstáculos que la vida le ha colocado en su camino en los últimos años, después de haber vivido una vida de lujos en la que nada le faltaba. Contaba con el amor de una gran familia, el éxito de sus empresas y el calor de los aficionados del Rayo Vallecano, que la tenían como una auténtica reina. Sin embargo, la vida ha querido que la mitad de sus hijos cumplan condena en prisión, su marido falleciese, sus negocios fracasases a golpe de escándalos y el público diese la espalda al clan.

Pero quizá lo que más le preocupa ahora es la posibilidad de que pueda perder la única casa que le queda en propiedad, situada en la elitista zona de Aravaca. El resto de sus propiedades están embargadas, lo que deja a Teresa Rivero con poco margen de maniobra. Ya se está hablando de que la matriarca del clan Ruiz Mateos ya ha bajando la posibilidad de irse a vivir con uno de sus 57 nietos, como así afirman desde ‘El Español’, de hacerse efectivo el desahucio de su casa.

Teresa Rivero ha sido preguntada por esta delicada cuestión por los periodistas cuando se han topado con ella en la calle. Así afronta ella esta situación que continúa poniendo en jaque a la familia. Vea el vídeo: