Ariana Grande vivió uno de los momentos más duros de su vida cuando se produjo un atentado tras su concierto en Manchester.
Ariana Grande vivió uno de los momentos más duros de su vida cuando se produjo un atentado tras su concierto en Manchester.

45.000 entradas se pusieron a la venta a las 10 de la mañana, en horario del Reino Unido, y solo seis minutos más tarde ya estaban vendidas, según informa People. El concierto está destinado a recaudar dinero para aquellos que perdieron a sus seres queridos en el ataque suicida que tuvo lugar en el concierto de Ariana Grande el pasado 22 de mayo en el que murieron 22 personas y más de cien resultaron heridos con la explosión.

Las personas que habían asistido al concierto del 22 de mayo han podido optar por una entrada gratis, pero el resto han pagado algo más de 50 euros. Todo lo que se recaude en este evento musical, que tendrá lugar en el estadio Emirates Old Trafford irá destinado a la Fundación Manchester Emergency de la Cruz Roja. Se espera que se consigan más de 2,5 millones de euros.

Entre otros, acompañarán en el escenario a Ariana Grande estrellas de la magnitud de Katy Perry, Miley Cyrus, The Black Eyes Peas, Coldplay, Usher y Pharrell. Del ‘star system’ británico destacan One Direction y Take That.

Ariana Grande es una de las grandes realidades de la música estadounidense, que sigue la estela de grandes voces como Mariah Carey y Céline Dion.
Ariana Grande es una de las grandes realidades de la música estadounidense, que sigue la estela de grandes voces como Mariah Carey y Céline Dion.