La cantante llevaba una camisata
Ariana Grande llevaba una camiseta con el lema del concierto, One Love Manchester.

Ariana Grande regresó a Manchester para rendir un homenaje a las víctimas del atentado que acabó con la vida de 22 personas y otras 64 resultaron heridas, al final de su concierto en la localidad del Reino Unido, el pasado día 22 de mayo. La cantante estadounidense, que hace unos días visitó a los heridos en el hospital, estuvo arropada sobre el escenario por otros artistas, que quisieron poner su granito de arena a esta causa solidaria. Entre otras estrella, se subieron al escenario Miley Cirus, Coldplay, Justin Bieber, Katy Perry Take That y Robbie Williams.

Miley Cirus fue una de las artistas que colaboró en One Love manchhester.
Miley Cirus fue otra de las artistas que colaboró en One Love Manchester.

Las 50.000 entradas del evento, llamado One Love Manchester, se vendieron en 20 minutos al precio de 45 euros, además se podían hacer donaciones a través de las redes sociales. Los casi dos millones de euros recaudados serán destinado a los familiares de las víctimas del atentado. 14.200 de esas entradas fueron gratuitas para las personas que habían asistido al primer concierto, que fue objetivo del atentado suicida. La cadena MTV retransmitió el concierto a 180 países y Ariana Grande escribió en su Instagram: «La música sirve para curarnos, para reunirse y para hacernos felices».

También Take That aportçó su ghranito de arena a este conciero solidario en beneficio d elas familias del atentado en manchester.
También Take That aportó su granito de arena a este concierto solidario en beneficio de las familias del atentado en Manchester.