Arantxa Sánchez Vicario, fin de la guerra con sus padres

foto1
Arantxa Sánchez Vicario ha llegado, al fin, a un acuerdo extrajudicial con sus padres.

Arantxa Sánchez Vicario ha llegado este martes a un acuerdo extrajudicial con sus padres y ha accedido a retirar la querella interpuesta contra ellos. El acuerdo al que han llegado las partes es que la ex tenista recuperará su vivienda en la calle Diagonal de Barcelona, residencia en la que viven sus padres actualmente, y el apartamento de Sant Pol de Mar en Girona, lugar donde veraneaban éstos y que tendrán que abandonar en octubre.

El pacto al que ha llegado con sus progenitores incluye otros dos puntos. En primer lugar, la ex tenista venderá el 50% de una sociedad que compartía con su hermana María Luisa, y en segundo lugar, Arantxa y sus padres se repartirán a partes iguales unos fondos de inversión. Parece que después de este pacto la guerra entre la familia Sánchez Vicario ha llegado a su fin.

La ex tenista se querelló contra ellos en 2012, acusándoloes de apropiación indebida del dinero que Arantxa ganó durante toda su carrera deportiva. Después de ser condenada a pagar 5,2 millones de euros, Arantxa se dio cuenta que no tenía dinero suficiente para acabar con la dueda y fue cuando deicidó tomar medidas legales contra sus familiares.

foto2
La ex tenista posa junto a su padres durante un evento.