El momentazo de Antonio David Flores, ‘cazado’ por su hija, Rocío Flores

La convivencia puede crear momentos muy divertidos de vez en cuando, tal y como acaba de demostrar Rocío Flores en su Instagram

Tener la oficina en casa tiene muchas cosas buenas, pero también otras más regulares, como acaba de demostrar Rocío Flores. La hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores atiende desde el domicilio paterno, donde vive desde hace años, su negocio de coach nutricional y, aunque normalmente no suele tener ‘problemas’ con el resto de la familia, acaba de sufrir una interrupción mientras trabajaba que le ha hecho mucha gracia y que no ha dudado en compartir en sus redes sociales.

“Estoy flipando”, comienza a decir en una Storie la nieta de Rocío Jurado, que aparece con una divertida máscara de gatito. “Estoy aquí contestando vuestros mensajes y de repente mi padre me llama a la puerta para decirme que se iba a duchar. Sigo contestando y ¡le estoy escuchando cantar desde su baño!”, desvela sin poder contener la risa.

“Imaginaos el tono de voz que tiene que le estoy escuchando desde aquí”, sigue contando la joven que, mencionó a su padre en la storie para que descubriera el buen rato de risas que le había dado con su particular serenata.

Lejos de conformarse con entonar una única canción dentro de la ducha, parece que ex Guardia Civil sacó ese día todo su repertorio, distrayendo a su hija de su trabajo. “¡Me está dando un concierto el hombre que no veas! Si mientras os escucho a vosotros y voy estudiando vuestros casos le tengo a él de fondo, ¡qué le voy a hacer!”, dice con cierta resignación.

Más allá de este momento doméstico tan divertido, lo cierto es que padre e hija tienen una relación estupenda. Para Rocío su padre lo es todo y, aunque prefiere mantenerse ajena a las polémicas que suelen protagonizar sus progenitores, no duda en sacar las uñas por él y defenderle cuando es necesario.