Antonio David Flores ha ganado la demanda que había interpuesto contra La Fábrica de la tele, a quien denunció tras despedirle un día después de estrenarse la docuserie de Rociito.


Antonio David Flores no pretende quedarse de brazos cruzados. Después de ganar su batalla a ‘Sálvame’ tras ser despedido el pasado mes de marzo, el colaborador ha desvelado que está feliz. Y es que el Juzgado de lo Social número 42 de Madrid ha decretado que su despido «es nulo por vulneración de su derecho fundamental al honor», por lo que condenan a ‘La Fábrica de la tele’ a pagar el salario que hubiera percibido hasta la finalización de su contrato: 32.361 euros. Una cifra a la que hay que sumar también la indemnización adicional, 50.000 euros, por los daños ocasionados con la vulneración de su derecho al honor. «Nos es telebasura, es telesangre», dice Antonio David sobre los programas en los que se le ha acusado de maltratador sin tener en cuenta una sentencia.

Eso sí, no será la única demanda que interpondrá, pues tal y como él ha comentado tiene pendiente más denuncias al universo ‘Sálvame’. Dolido con todo lo sucedido estos meses, el malagueño no ha conseguido recuperarse de las consecuencias que tuvo en su vida la primera temporada de la docuserie de Rocío Carrasco. «El primer día del documental fue muy duro. Muy duro porque me pareció todo muy injusto. Para mi fue sinceramente un golpe bajo, un golpe sucio que yo sabía que lo que iba a provocar y me hizo mucho daño. Aún no estoy recuperado siquiera y espero que el tiempo cure mis heridas», ha comenzado diciendo este viernes.

El que fuera colaborador de televisión se ha pronunciado en ‘Es Radio’, donde ha explicado cuál su estrategia judicial ahora que todo va saliendo como él esperaba. Antonio David Flores irá «a cada uno de esos que se han sentado en los platós hablando libremente. Que sepan que hay una responsabilidad que está en los juzgados no en la tele, y a cada uno los voy a llevar al juzgado. Esto es el primer golpe, a partir de aquí van a venir muchas más. No les voy a perdonar a ninguno lo que me han hecho, y cada una de esas personas van a ir al juzgado». Su tono y sus palabras dejaban claro su ‘modus operandi’ en el futuro y es que no habrá nada que lo frene, ya que el dolor que le han producido algunas acusaciones ha sido demasiado fuerte.

Gtres

Mientras tanto ninguno de sus compañeros ha roto su silencio sobre las nuevas demandas que él planea contra ellos. Aunque no ha dado nombres, han sido varios los que estos meses se han posicionado en su contra al escuchar el durísimo relato de Rocío Carrasco en televisión. Si no es flexible y denuncia a todos y cada uno los que han estallado contra él, serán muchos los que se sienten en un juzgado los próximos meses. De momento, Antonio David Flores está pletórico de haber ganado una de las primeras guerras en las que se ha visto inmerso estos meses, siendo este viernes cuando ha recibido la noticia de que ‘La Fábrica de la tele’ había sido condenada a pagarles más de 80.000 euros por despedirles. «La verdad es que ha sido una fiesta esta mañana», ha dicho el tertuliano.

Todavía quedan algunas semanas para que comience la segunda temporada de la docuserie de Rocío Carrasco, pero mientras tanto Antonio David ya ha advertido. No piensa consentir difamaciones ni que le acusen de nada que previamente la justicia haya hecho, por lo que nadie duda de que habrá más de un colaborador o espectador que pase lo que él considera que es una línea roja. ¿Ganará las batallas judiciales que pretende comenzar contra sus excompañeros? Solo el tiempo lo dirá.