Antonia Dell’Atte sabe muy bien el dolor que rompe ahora a Ana Obregón desde que perdió a su hijo hace cinco meses. Así lo ha hablado la modelo italiana, que explica cómo lo  está pasando también su hijo Clemente ante la muerte de su hermano


El estado de Ana Obregón preocupa mucho a sus seres queridos y todos aquellos que se han solidarizado con ella tras la muerte de su hijo, Álex Lequio, hace ahora cinco meses. La actriz ha decidido recluirse en su retiro particular para tratar de superar el dolor y hacer que la ausencia que su hijo ha dejado con su marcha sea algo menos pesada, llenando el vacío con recuerdos bonitos que suele compartir con sus seguidores en las redes sociales. Entre aquellos que viven con preocupación el estado de Ana Obregón está Antonia Dell’Atte, que durante años ha sido su enemiga pública número uno, pero que en tan complicados momentos tan solo tiene buenas palabras hacia la madre del que fuera hermano de su hijo Clemente.

 

Antonia Dell’Atte asegura estar compartiendo el dolor de Ana Obregón por su pérdida, pero también se muestra cauta para no ser protagonista de una tragedia que ha tocado de lleno su propia familia. La modelo italiana entiende que debe ser la propia Ana Obregón la que hable sobre su dolor en primera persona, al entender que ella no puede ser portavoz de la actriz en su peor momento. Entiende muy bien el drama por el que pasa Ana Obregón, pero no quiere que su voz silencie el de una madre que ha perdido a su hijo demasiado pronto y de manera trágica. Aun así, no duda en hablar de cómo lo está pasando su hijo Clemente con la muerte de su hermano, con el que tenía una estrecha relación, a pesar de la distancia.

Vea la entrevista de Antonia Dell’Atte concedida a ‘Europa Press’, en la que habla no solo del dolor de Ana Obregón o cómo está su hijo en Miami, al que no ve desde hace ya dos años. También ha querido explicar cómo fue el accidente de sombrilla que casi le destroza la cara y que le ha dejado duras secuelas en su rostro: “Perdí el conocimiento, ochenta y pico puntos, un hueso de aquí roto y tres dientes arrancados”, son algunas de las consecuencias de su accidente más doloroso. Dale al play.