Anna Ortiz ha escrito un libro llamado ‘Mi luz’, donde se confiesa sobre algunos de los episodios más duros de su vida.


Anna Ortiz y Andrés Iniesta han formado una bonita familia junto a sus cuatro hijos. Eso sí, a casi 11.000 kilómetros de nuestro país, pues se encuentran en Japón, país que no han podido abandonar desde hace dos años por culpa de la pandemia. Sin embargo, esto no ha truncado ninguno de sus sueños. Un ‘encierro’ que les ha servido para reflexionar y a Anna incluso para escribir un libro llamado ‘Mi luz’, diario en el que habla sin miedo alguno sobre el aborto que sufrió en la semana 31 de su embarazo en el año 2014. Fue terriblemente duro para ambos y contarlo no solo les ha servido de terapia, sino también para ayudar a mujeres que han pasado por un duelo parecido.

«No todos los embarazos son bonitos. Andrés y y yo sufrimos el aborto y ha sido la peor experiencia de mi vida. Nos lo puso todo patas arriba. Sé que mucha gente lo ha vivido y compartirlo me ha servido. Porque no es fácil superar algo así y si puedo ayudar a alguien al contarlo, pues bienvenido. Por mucho trabajo que hagas y por mucho que lo hayamos superado, es algo que siempre está ahí. Lo único que me da satisfacción y me permite ser feliz es saber que nuestro angelito está allí bien cuidado», ha asegurado Anna Ortiz en una entrevista a ‘Vanitatis’. Para Anna este episodio es imposible de olvidar, de hecho, dice tener cicatrices «difíciles de curar», lo que ha provocado que ninguno de los siguientes embarazos fuera tranquilo. «Yo siempre digo que no disfruto hasta que ha pasado el parto y tengo al bebé en los brazos», ha comentado.

Aunque este no es el único tema personal sobre el que Anna Ortiz habla en su libro, también profundiza sobre la depresión que sufrió su marido, Andrés Iniesta. Si bien solo pudo acompañarle y apoyarle, Anna hace una reflexión en alto sobre lo preparados o no que estamos para afrontar una situación de este calibre. «No estamos preparados para afrontarlo, no somos expertos en salud mental y no tenemos información», comenta Anna Ortiz.

El futbolista y su familia están afincados en Japón, donde están felices y donde han encontrado su hueco en una cultura completamente distinta a la nuestra. De momento, no planean su vuelta, pero sí otros muchos proyectos sobre los que no puede dar demasiados detalles. A Anna le encantaría focalizarse en el interiorismo, una de sus pasiones que, a su vez, está relacionada con lo que ha estudiado. «Es lo que me apasiona y lo que he estudiado. Tengo varios proyectos en mente y estoy muy ilusionada. A ver cuándo puedo contarlo», cuenta Anna Ortiz.

Anna e Iniesta llevan muchos años juntos, por lo que muchos quieren conocer el secreto de un matrimonio que funciona a la perfección. Aunque como todas las parejas se enfadan, se esfuerzan porque se mantenga el resto y se cuide mucho al otro. «Tenemos nuestras cosillas… Cuando se enfada, me llama por el apellido», dijo el jugador a ‘Vanity Fair’.