Letizia volvió a llevar ayer en la reunión con el Patronato de los premios Princesa de de Asturias en El Pardo la falda tubo de animal print de Uterqüe que ya estrenó en su viaje a Estados Unidos hace más de dos años. La Reina la combinó con una blusa de seda en blanco en Hugo Boss y unos salones en ante marrón de Magrit, su marca fetiche en cuanto a zapatos se refiere. También llevaba una cartera de mano de Adolfo Domínguez y pendientes de oro blanco y perlas cultivadas de Tous.

El conjunto resultaba correcto aunque hay algo en la combinación de la falda y la blusa que no funciona, quizá el hecho de que las mangas le quedan demasiado largas y el cuello va demasiado cerrado. También parece que la cinturilla de la falda se le cae un poco a la Reina ¿habrá adelgazado?

letizia1 letizia2 letizia3