La actriz demuestra ser una persona espléndida en muchos sentidos. No solo es una gran estrella, sino también una excelente madre para sus seis hijos, una persona comprometida y humanitaria (motivo por lo que acaba de recibir un segundo OSCAR  reconociendo su labor como embajadora de la ONU para los refugiados) y, por supuesto, una pareja ideal. Así lo ha demostrado, al menos, con el último regalo que le ha hecho a su amor, Brad Pitt, quien el próximo 18 de diciembre cumplirá 50 años.

Angelina Jolie, de 38, ha debido pensar que llegar al medio siglo no es una edad banal y que hay que celebrarlo por todo lo alto. De momento, le ha regalado la isla de Petra que tiene, cómo no, forma de corazón, y que está situada frente a la costa de Nueva York, en el lago Mahopac. El detallito le ha costado 15 millones de euros, pero ¿qué es eso para una de las actrices mejor pagadas del mundo?

Angelina Jolie isla

Vista aérea de la isla privada con las casas de Frank Lloyd Wright, frente a Nueva York.

Además de la ya de por sí romántica forma de la isla, este enclave guarda otro importante significado para el actor, en lo que Angie ha pensado muy conscientemente. Y es que ahí se encuentran dos casas diseñadas por el prestigioso arquitecto Frank Lloyd Wright, uno de los personajes más admirados por Brad Pitt, quien siente verdadera pasión por la arquitectura.

Una de las mansiones la construyó en 1950 y tiene 1.200 metros cuadrados, mientras que la otra se levantó en 2008, siguiendo los planos que dejó Wright, ya que éste murió en 1959, y posee de 5.000 metros cuadrados. Esta igualmente sigue sus teorías apostando por la arquitectura orgánica y funcional, perfectamente integrada en el paisaje. De hecho, dispone de muros de cristal, lo que permite obtener una exclusiva vista de Manhattan. A la isla se puede llegar en helicóptero, a unos 15 minutos de La Gran Manzana, y no tendrá problemas para aterrizar, pues hay un helipuerto.

Dormir en cualquiera de ellas supondrá, desde luego, un sueño cumplido para Angelina Jolie y Brad Pitt, quienes, si buscaban intimidad, han encontrado el refugio perfecto.

Angelina-Jolie-Brad Pitt

Uno de los frecuentes gestos cariñosos entre la atractiva pareja.

No es la primera vez que la pareja salta a los medios por los magníficos regalos que se intercambian. Este año trascendió que Angelina le había regalado un jet privado a su Brad. En compensación, el actor se gastó 300.000 dólares en un collar de diamantes para la bellísima estrella.

La noticia de la isla se ha conocido justo cuando Angelina Jolie está en Sídney (Australia) iniciando el rodaje de su segunda película como directora, tras En tierra de sangre y miel. Se titulada Unbroken y está ambientada en un hecho real en la II Guerra Mundial. Su estricto look en negro contrasta, sin duda, con sus millonarias costumbres.

Angelina Jolie rodaje

Angelina Jolie, dirigiendo su segunda película, Unbroken.