La canciller alemana pasaba sus vacaciones navideñas en la localidad suiza de Saint Moritz acompañada por su marido Joachim Sauer. A consecuencia de la caída que sufrió se le produjo una contusión dolorosa por lo que adelantó su regreso a Berlín al pasado viernes. Una vez allí se sometió a las pertinentes pruebas que determinaron la lesión. El equipo médico que le trata «le ha aconsejado mantener la mínima actividad para lograr una recuperación óptima de la sesión», según su portavoz.

angela-merkel1

Pese a la lesión, Angela Merkel seguirá trabajando.

La canciller, de 59 años, tendrá que reposar mucho durante las próximas tres semanas y necesitará un andador para apoyarse al caminar, aunque seguirá trabajando y presidirá el próximo Consejo de Ministros en su país el próximo miércoles.

“Se trata de una contusión severa asociada a una fractura incompleta del anillo pélvico interior izquierdo. Se cayó mientras hacía esquí de fondo y partimos de la base que iba a baja velocidad. La canciller está completamente para seguir trabajar y también para comunicarse”, ha dicho su portavoz.