Anabel Pantoja ha posteado una imagen en sus redes sociales en la que ha compartido una reflexión sobre sus cambios de peso.


Anabel Pantoja está a punto de celebrar su ‘sí, quiero’ con sus seres más queridos. Está previsto que ella y el «negro» se reúnan en la isla paradisíaca de ‘La Graciosa’ a principios de octubre, un gran día para que el que se está preparando con ilusión. Tanto ella como Omar Sánchez han hecho una puesta a punto que les podría haber costado un total de 12.000 euros, pues son muchos los retoques a los que se han sometido. La colaboradora, entre otros, se ha realizado una liposucción con la que ha perdido 8 kilos, pero ¿estaría dispuesta a lucir el físico que tuvo hace cuatro años? La respuesta es clara. Anabel Pantoja no querría perder los 20 kilos que ha ganado posteriormente y es que ella está muy orgullosa de su cuerpo ahora y de toda la felicidad que este le ha provocado.

Anabel Pantoja
Redes sociales

Anabel Pantoja en el año 2017 pensaba menos que ahora, pero todo a punta a que entonces no era tan feliz como lo es en este momento. Aunque el camino fue complicado, Anabel recuperó su figura y en la actualidad presume de que se encuentra en uno de los momentos más felices de su vida. «Sí, era yo. Hace cuatro años con 20 kilos menos. ¿Ideal verdad? Pues no cambio los 20 kilos que tengo ahora y como tengo el alma ni por todo el oro, plata, chocolate y mayonesa del mundo», dice Anabel en su perfil de Instagram. Esta reflexión la ha compartido con una foto en la que aparece visiblemente cambiada, aunque muy seria, por lo que quizás Anabel no estaba pasando en aquel entonces por su mejor época.

Redes sociales

Si bien en su momento se prestó a diferentes retos en ‘Sálvame’ por los que debía hacer ejercicios y estar a dieta, en esta última etapa Anabel Pantoja ha presumido del ‘body positive’. En especial, durante la pandemia, donde bailó, hizo coreografías e incluso posó en bikini, dándole igual los comentarios o críticas negativas que recibía en el universo 2.0. La sevillana está contenta de cómo es y de todo lo que ha logrado en los últimos años y no renunciará a cada uno de sus triunfos. Ahora está a punto de casarse y tiene una ilusión tremenda por el que será el día más importante de su vida, eso sí, la delicada salud de su abuela la tiene en vilo. Doña Ana está pasando por un mal momento y su familia ha tomado la decisión de mantenerse en silencio. No quieren dar explicaciones sobre su estado y prefieren vivir este momento en la más estricta intimidad.

Anabel ha sido la única que ha dado un puñetazo sobre la mesa para denunciar públicamente que se especule con la salud de alguien tan querido para ella. «¿La posible muerte? ¿Pero vosotros estáis bien de la cabeza o no tenéis familia. Creo que no me he pronunciado sobre este tema por respeto a una persona anónima y porque le tengo muchísimo respeto. Dejad de matar a la gente o hablar de las hipótesis. Y de los que no sabéis nada, mejor dedicar a hablar de vuestra madre, abuela o familia», ha dicho muy cabreada en su cuenta de Instagram.