La colaboradora de ‘Sálvame’ está viviendo una de las experiencias más increíbles de su vida en ‘Sola/Solo’, donde acaba de confesar su mayor complejo físico.


Anabel Pantoja está siendo la protagonista de la actualidad después de que decidiera ser la primera concursante del nuevo reality de Mediaset, ‘Solo/Sola’. Después de haber estado varios meses confinada en Canarias, donde vive desde hace un tiempo con su prometido, Omar Sánchez, la colaboradora de televisión tiene que revivir todo lo ocurrido en la cuarentena, pero sola y con cámaras que muestran qué hace ella en cada momento.

Pues bien, en su día a día encerrada en la casa, Anabel recibe algunos estímulos del exterior. Hace apenas unas horas se emocionaba al recibir un mensaje de su novio, pero también encuentra huecos para hablar por videollamadas. Y es que el programa le ha puesto en contacto con un nutricionista vía telemática para que le hable de sus problemas con la comida.

«Tengo muchos complejos, pero a nivel físico, el mayor complejo que tengo es que cuando yo perdí tanto peso, se me cayó la piel, tanto en la barriga, que no la tengo rellena solo de grasa, sino que también de piel que se me ha caído, como en los muslos, que me los rozo. Cuando estaba gordita me rozaba y ahora por la piel caída me sigo rozando. MI sueño es verme sin eso. A parte de adelgazar, la piel me la tiene que quitar un cirujano, porque tengo mucha piel», confesaba.

Anabel no ha dudado en decir públicamente lo que sabe qué tiene que hacer para verse mejor: «Me encantaría tener un cuerpo como los que veo en las redes sociales, pero es imposible que yo lo tenga porque esa no es mi constitución. Nunca voy a tener un culo pequeño, pero mi culo puede estar durito, trabajado, y mono», decía.

Su relación con la comida

Pero Anabel Pantoja no solo ha hablado de sus complejos, también ha dedicado un rato a hablar de la relación que tiene con la comida. Y es que la colaboradora de ‘Sálvame’ ha asegurado que calma su ansiedad comiendo chocolate. Este vicio lo ha compartido en alguna ocasión a través de las redes sociales. Asegura que por la tarde se sienta en el sofá y se pone a ver ‘Sálvame’ y que a la media hora tiene que levantarse para ir a por chocolate.

Por la noche, cuando está viendo una serie o haciendo una actividad similar le ocurre lo mismo y al final se come una tableta de chocolate entera cada día. “Es como una norma”, explica preocupada por sus adición al chocolate. El hecho de haberlo dicho de manera pública es una manera que tiene de querer resolverlo. «No soluciona la ansiedad, pero me calma, es un placer”, asegura.

Feliz con su cuerpo

Anabel ha demostrado siempre que no le afectan todos los comentarios que recibe por parte de ‘haters’ que la critican por su físico. De hecho, asegura que está muy segura de sí misma y que se ve espectacular. Ahora ha querido volver a recordárselo a sus seguidores más críticos con un nuevo posado con un bikini mini.

«Hace una par de años creo que jamás me hubiera puesto este tipo de 👙, que por cierto me encanta. Me veía ridícula, gorda, me iba a mirar todo el mundo y mira lo que te da el pasar de la gente, el estar segura de ti, y sobre todo verte buenorra! (cierto que tengo que bajar algunos kilos, porque aún me creo que estoy confinada… igualmente soy esta que veis 🐷)», escribía junto a una instantánea en la que la vemos con un bikini que antes no se hubiera puesto nunca. Repasamos todos sus posados donde reivindicaba sus curvas: