Anabel Pantoja se rompe al hablar de lo que le llevaba a comer con ansiedad

La sobrina de Isabel Pantoja, Anabel Pantoja, se rompe al revelar en un programa de Telecinco los motivos que la llevaban a comer con ansiedad.

Anabel Pantoja tiene entre manos un duro reto: ‘El Plan Pantoja’. Este es el nombre que el programa de corazón de Telecinco ha elegido para la nueva sección del programa, espacio donde la sobrina de la tonadillera narra semana a semana cómo está siendo su proceso de adelgazamiento. Ejercicio físico y un cambio radical en lo que respecta a la alimentación, son los dos puntos en los que la colaboradora está trabajando para dejar a atrás sus kilos de más. Un asunto con el que durante años la joven ha batallado, que le ha dejado muy marcada y así lo reveló este martes.

Leer más: Anabel Pantoja pierde su batalla contra la báscula

En el 2013 Anabel Pantoja se puso un anillo gástrico, intervención con la que consiguió perder 30 kilos en cuatro años. La joven revela ahora que antes de pasar por quirófano -se operó con 18 años- llegó a alcanzar los 100 kilos, peso que la acomplejó durante gran parte de su vida. «Mirarme al espejo me entristecía. Imagínate, con 18 añitos…», decía notablemente compungida a la coach emocional Cristina Soria. Comer se convirtió para la prima de Kiko Rivera en una especie de refugio para «rellenar la soledad» que ha sentido a lo largo de su vida. Sensación que ha repetido otras veces, ya siendo un personaje conocido, durante las muchas noches de hotel que ha pasado sin compañía.

La colaboradora confiesa que su modo de combatir la tristeza es acudir al dulce, algo que le ha acarreado serios problemas. Si bien es cierto que su operación de anillo gástrico significó un antes y un después para Anabel Pantoja, la joven reconoce que su manera de comer antes de someterse a esta intervención era del todo descompasada. «Podía comerme tres pollos», declaraba Anabel sin temor alguno. Confesión en la que también ha reconocido tener predilección por acompañar sus comidas con salsas. Costumbres que ahora tendrá que reprimir si lo que quiere es conseguir la esbelta figura que tanto ansía.