«Mi Menina se llama “Gladiador», tiene el color azul del cielo y el blanco de las nubes», explica la presentadora.


Hasta el próximo 15 de diciembre, las calles de Madrid luce varias estatuas con la forma de las Meninas de Velázquez, cada una de ellas diseñada por un rostro conocido. Uno de ellos es Ana Obregón, quien participa en la cuarta edición de las Meninas Madrid Gallery con una propuesta tan personal como conmovedora. La actriz ha creado una escultura en homenaje a su hijo Aless, fallecido el 13 de mayo de 2020 tras una larga lucha contra el cáncer. 

Se trata de un trabajo muy especial que la propia actriz ha presentado públicamente a través de las redes sociales. «Este es mi emocionado homenaje a mi hijo, a todos los que luchan contra el maldito cáncer y a todos los que desgraciadamente no consiguieron superarlo», comienza diciendo en su perfil de Instagram.

«Mi Menina se llama “Gladiador y lleva escrita la frase favorita de mi hijo»

«Está situada en la calle de la Armada Española, como no podía ser mejor localización para este homenaje a los que luchan contra el cáncer», prosigue su post. «De esta forma quiero dar visibilidad a esta enfermedad que tan pocos recursos tiene para su investigación.
Mi Menina se llama “Gladiador», tiene el color azul del cielo y el blanco de las nubes y lleva escrita la frase favorita de mi hijo de esa película: “Todo lo que haces en esta vida con amor tiene eco en la eternidad. Gracias @meninasmadridgallery y @artbylemon_ por permitirme a través de vuestro arte comunicar este mensaje», concluye.

Instagram

Para Ana, poder participar en esta iniciativa le ha dado la oportunidad de plasmar sus sentimientos más profundos en una obra de arte que probablemente vean cientos de miles de personas. Un trabajo que, en definitiva, servirá para seguir con la labor que piensa desempeñar en el futuro: la lucha contra la enfermedad que se llevó a su hijo con apenas 27 años.

La figura diseñada por la bióloga está ubicada en la madrileña calle de Serrano esquina con Jorge Juan y estará expuesta al aire libre hasta mediados de diciembre. Su exposición ayudará a recordar el caso de su hijo y concienciar a la población sobre la necesidad de financiar proyectos de investigación para erradicar esta dolencia.

A lo largo del último año, a Ana le ha resultado imposible no hablar de manera constante de Aless en las redes. El pasado fin de semana, con motivo del Día de Todos los Santos, compartía una foto de su único vástago disfrazado de Superman. »Desde pequeñito te encantaba Halloween, has sido conejito, Supermán, Batman, Power Ranger», escribía. ‘Tu último Halloween hace dos años creaste la primera fiesta de Halloween para mascotas. Estabas tan ilusionado que la organizabas desde el hospital recibiendo ese veneno llamado quimio».

«Hoy mi corazón está con todas las personas que han perdido a un ser querido. Pero hoy no es nuestro día, es el día de ellos, de los que no están y dejaron nuestro universo teñido de sangre. Hoy te llevaré flores como cada día desde que te fuiste, y a mamá también. Sé que no estás allí , pero, ¿qué más puede hacer una madre que quiere estar cerca de su hijo?», concluía.