«Que el 2014 sea el mejor año para todos y cada uno de  vosotros! Twittear poco no significa que no estéis en mi corazón». Así es como despedía el año Ana Obregón a través de las redes sociales, con las que se mantiene en contacto con sus seguidores. En persona, la actriz lo despedía, como es ella, de lo más sexy, de negro y rojo, con unos pantalones de cuero y unos altísimo botines de tacón, un look con el que estuvo de compras y almorzando con unas amigas. Ana vive ahora a caballo entre Madrid y Miami, donde estudia su hijo Alex.

ana obregón