El sacrificio de Ana Obregón para “salvar la vida” de su hijo ya tiene fecha límite

“La Ana Obregón artista ya no existe. Ya solo queda la madre. La primera se fue y no creo que vaya a volver nunca más”. Esta es una de las duras declaraciones que la actriz ha concedido en su primera entrevista tras conocerse que su hijo, Álex Lequio, batalla contra un cáncer. Habla para ‘Hola’ sobre el difícil momento que atraviesa su hijo, pero también del orgullo que le produce ver cómo está batallando sin quejarse en ningún momento. Sin embargo, lo que más ha chocado sea el hecho de que ha decidido colgar los tacones, bajarse de los escenarios y situarse detrás de los focos. Ya no lucha por reflotar su carrera artística, sino por “salvar la vida de mi hijo”.

12El tratamiento de su hijo terminará en diciembre

Tras seis meses de tratamiento en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center, Álex Lequio ya se encuentra en España dispuesto a ganarle la batalla al cáncer. La última fase del tratamiento tendrá lugar en Madrid y esperan que termine en diciembre. Eso sí, cada tres meses tendrá que someterse a análisis y revisiones en Nueva York.

[Leer mas: primeras palabras de Álex Lequio tras regresar a Madrid]

11Sin trabajo desde el mes de abril

Ana Obregón decidió aparcar el pasado mes de abril todos sus compromisos profesionales y publicitarios. Su prioridad era estar al lado de su hijo y como tal tampoco apoyó el estreno de la segunda temporada de la serie ‘Paquita Salas’, en cual ha sido su último trabajo como actriz. Desde su agencia de representación prefieren no tratar el tema, es algo muy personal y sin el consentimiento de la protagonista prefieren no hacer declaraciones. Aun así, su trabajo está en modo pausa, pero Ana Obregón ha demostrado que lo importante ahora es su hijo.

[Leer más: Álex Lequio regresa al trabajo en un “respiro” de la quimio]

10El regreso más difícil de Ana Obregón

La actriz tenía claro que su deseo era regresar a España lo antes posible. En primer lugar, porque esto evidenciaría que la salud de su hijo comienza a restablecerse y, para culminar, ella podrá estar junto a los suyos en tan difícil situación. Así lo ha dejado claro en su última imagen compartida en Instagram: “Volvemos a casa después de seis largos meses de tratamiento en nueva York. Volvemos después de seis meses en los que hemos intentado llevar esta dura enfermedad de una forma discreta y en silencio, a pesar de que nada más llegar a Estados Unidos nos pillaron e hicieron pública su enfermedad”, escribe.

9Ana Obregón pide respeto hacia su hijo

En la misma publicación en el perfil personal de Instagram, Ana Obregón ha querido pedir que dejen de seguir a su hijo y permitan que viva la última etapa de su tratamiento con la discreción que él desea: “Solo pido que dejen de perseguir a mi hijo. Los 10 coches de agencias que llevan pegados desde que llegamos y le dejen seguir el tratamiento en España con la tranquilidad que se merece y necesita para su recuperación”, reclama.

8El mensaje más esperanzador hacia su hijo

Termina su comentario en las redes sociales con un mensaje directo hacia su hijo, Álex Lequio: “Tu fortaleza me hace fuerte. Me estás dando cada día una lección de vida. Ganaremos”.

7¿Cómo se enteró de la enfermedad de Álex Lequio?

Ana Obregón explica cómo se le vino el mundo encima al saber que su hijo estaba enfermo: “Al tercer día de ingresar Álex por urgencias en un hospital de Madrid, nos dan la tremenda noticia: Es maligno y, además, de un tipo del que hay muy pocos casos en el mundo”, recuerda la actriz, que reconoce que “miraba a Álex en el hospital de Madrid, mientras cogía su mano, tan niño, mi niño… ¿por qué le toca vivir esto?”.

6El caso de Álex Lequio, tratado con urgencia

La actriz cuenta cómo fue su llegada a Nueva York y cómo nada más aterrizar tuvo que comenzar prácticamente el tratamiento contra el cáncer: “Nada más aterrizar en Nueva York nos fuimos directos a urgencias, porque Álex, que ya estaba con morfina, tenía unos dolores insoportables. Nos explicaron que dado el tipo de tumor que era, había que comenzar a tratarlo inmediatamente”.

5¿Cómo ve ella a su hijo Álex Lequio?

Ana Obregón se siente más que orgullosa de la valiente lucha a la que se está enfrentando su hijo. Para ella, es un ejemplo a seguir: “Al ver la impresionante entereza con la que Álex recibió este auténtico mazazo, me dije a mí misma que si yo ahora me quedo en ‘shock’, no salvo la vida de mi hijo”.

4Duras sesiones de quimioterapia

Otra de las cuestiones a las que Ana Obregón no ha tenido reparos en explicar en su entrevista ha sido cómo está llevando su hijo el tratamiento de quimioterapia: “Los durísimos tratamientos de tres días y casi diez horas diarias que le dejaban sin poder moverse. Mi hijo me ha dado una lección de vida y me ha enseñado que es un honor ser su madre. Porque con 26 años y toda la vida por delante, no se ha quejado ni un solo momento”.

3El mayor miedo de Ana Obregón

Mi mayor preocupación en Nueva York era caer enferma, porque estaba sola y nadie iba entonces a poder acompañar a Álex y resulta que se me presenta un inicio de desprendimiento de retina”, reconoce la actriz, que por ahora tan solo está preocupada en la salud de su hijo y no quiere poner el foco en sus propios problemas.

2¿Cómo entiende ahora el cáncer tras vivirlo tan de cerca?

Ana Obregón tiene una nueva percepción de lo que es esta dura batalla: “Esta enfermedad es como un camino de piedras, en el sentido de que tienes los pies cansados y sangrando, pero sigues caminando, porque sabes que al final está la luz”.

1¿Por qué ha regresado a España después de 7 meses?

Álex Lequio ha comenzado a mostrar indicios de mejoría y la última etapa de su tratamiento puede realizarla en Madrid, más cerca de su familia y sus amigos de siempre. Así lo explica Ana Obregón: “Nos hemos vuelto porque mi hijo ya puede concluir en Madrid el ciclo de tratamientos, que acabará en diciembre, aunque luego tendrá que volver a Nueva York para hacerse chequeos cada tres meses”.