La diseñadora está aprovechando al máximo el tiempo para estar con José Ortega Cano, sus hijos y sus nietos.


Casi tres semanas después de la gran final de ‘Supervivientes’, donde Jorge Pérez recogía el testigo de Omar Montes y se alzaba con el tan ansiado cheque de ganador, los tres finalistas están volviendo poco a poco a sus rutinas y están adaptándose a las vidas que dejaron atrás antes de poner rumbo a Honduras. Ana María Aldón se convirtió en la concursante revelación de la edición y sus continuas confesiones y su espíritu aventurero provocó que consiguiera la medalla de plata del reality de aventuras de Telecinco.

La diseñadora ha vuelto a Chipiona y protagonizó un romántico y esperado reencuentro con José Ortega Cano y su hijo, el pequeño José María. La mujer del diestro está aprovechando al máximo los días para estar con sus seres queridos y en los últimos días no hemos parado de ver imágenes que dejan una preciosa estampa familiar. En medio de comidas de reencuentro, tiempo para pasear en bicicleta con los nietos, Aldón también ha tenido tiempo para sentarse en un plató y contar su experiencia en Cayos Cochinos, así como los inicios de su relación con el maestro.

Gracias a sus redes sociales, y a sus paseos por las calles que vieron nacer a Rocío Jurado, hemos podido ser testigos del día a día de la diseñadora, que ha vuelto como una persona nueva a España y dispuesto a cambiar muchas cosas dentro de su familia, tal y como ella misma expresó durante su paso por el reality. En concreto, la mujer de Ortega Cano dejó claro que participaba en ‘Supervivientes’ no por una razón económica sino para que se conociera su faceta personal alejada de su marido. Además, durante los casi cuatro meses de duración del concurso pudimos ver cómo se superó a sí misma convirtiéndose en la persona que más peces pescó (y eso que saltó del helicóptero sin saber nadar).

Ana María, muy feliz en su encuentro con Ortega Cano

En su regreso a su casa, Ana María Aldón se mostró muy emocionada por volver a ver a su marido. Por su parte, el diestro destacó la nueva y juvenil imagen del amor de su vida y aseguró que la había echado mucho de menos. Mientras tanto, su hijo, el pequeño José María, ve a su madre com su heroína favorita, algo que provocó las lágrimas de la orgullosa mamá.

Si bien es cierto que la diseñadora ya ha podido reencontrarse con toda su familia, lo cierto es que aún no ha visto a Gloria Camila, a pesar de que coincidieron en la semifinal del reality de aventuras de ‘Telecinco’. Ana María Aldón está dispuesta a recuperar el tiempo perdido con los suyos y eso implica darle más dedicación a sus hijos y a su nieta.