Con el prestigioso título de ICADE bajo el brazo, licenciada en Derecho, Dirección y Administaación de Empresas, Ana Boyer está viviendo sus últimas largas vacaciones estudiantiles, desde junio en que finalizó brillantamente el último curso de carrera hasta finales de septiembre. en que retome la rutina de compromisos publicitarios y empiece a buscar trabajo en lo suyo. Un campo en el que se le abre un panorama más alentador que a otros millon es de jóvenes, debido a la alta valoración de las titulaciones obtenidas y a las relaciones que sus padres tienen en el mundo empresarial
En principio su deseo es permanecer en Madrid y seguir viviendo en casa de sus padres, Isabel Preysler y Miguel Boyer. Ana Boyer no tiene intención, por ahora, de independizarse como ya hiciera su hermana Tamara Falcó. En su ánimo pesa el deseo de permanecer cerca de su madre y colaborar en la recuperación de su padre, que aún trabaja en su rehabilitación del ictus que sufriera en febrero de 2012.

Ana Boyer en Formentera

A Ana Boyer no se le conocen más relaciones sentimentales que un breve noviazgo de algo más de un año con Diego Osorio.

Mientras que Ana Boyer se encontraba de crucero con sus amigos, entre los que se encontraba Sete Gibernau, llegaron a Ibiza su madre, Isabel Preysler, y su hermana, Tamara Falcó. Tamara es una incondicional de este destino veraniego,  una cita a la que la hija del marqués de Griñón acude puntualmente todos los años; e Isabel Preysler ha decidido hacer una escapada desde Madrid para pasar unos días con sus hijas pequeñas. Finalizado su divertido crucero y a su regreso a la isla pitiusa  Ana Boyer se reunió con ellas, integrándose en su entorno familiar del que disfrutará también durante una parte de sus vacaciones estivales. Ana está muy unida a su madre, Isabel Preysler, y a su hermana, Tamara Falcó, por lo que las tres están encantadas con esta ‘reunión de chicas’ en Ibiza.