"El chiquillo no ha cobrado. Serían unos 60.000 euros", ha afirmado durante su última entrevista en 'Viernes Deluxe'.


La herencia de Rocío Jurado, la enemistad con Rocío Carrasco, las viejas rencillas familiares… Amador Mohedano ha vuelto a sentarse en ‘Viernes Deluxe’ para dar respuesta a todos los temas que continúan de actualidad. Eso sí, advertía: «Posiblemente sé más de lo que quiero contar». Además, ha realizado una confesión que concierne a su hijo, una supuesta deuda que habría contraído su sobrina con este.

Telecinco

«Rocío Carrasco le debe a mi hijo dinero de la nave», ha afirmado de forma tajante. La citada nave a la que se ha referido se la dejó Rocío Jurado en su testamento como herencia. «El chiquillo no ha cobrado. Serían unos 60.000 euros», ha subrayado Amador. Se trata de un hecho que su hijo no quería que saliese a la luz.

La herencia de ‘la más grande’ fue uno de los principales detonantes que distanciaron por completo a la familia. Durante el programa se ha recordado que el patrimonio a repartir ascendía a unos siete millones de euros. «Nos tocó una albacea del testamento de mi hermana que solo barrió para la parte de mi sobrina», recalcaba el entrevistado. Además, ha aprovechado para cargar contra Fidel Albiac: «Yo no me llevo bien con él ni tengo ningún interés. A Fidel le interesaba mucho saber qué iba a pasar cuando Rocío Jurado falleciera». 

Desmiente a su sobrina

El documental de Rocío Carrasco ha marcado un antes y un después en el clan de Rocío Jurado. También salpicó a Amador Mohedano ya que su sobrina le acusó de haber filtrado cierta información de su luna de miel con Antonio David Flores. Este ha sido tajante sobre el tema: «Lo de la boda es mentira. No es cierto».

© SEMANA.

«Yo tampoco sabía a dónde iba. Creo que no lo sabía ni la madre. Es mentira que me quedé con dinero de la exclusiva de la luna de miel de mi sobrina», ha afirmado. Un hecho tras el cual Rocío Carrasco determinó que su tío no fuese su representante. Este se defendía: «Nunca he querido ser su manager porque no la podía atender como se merecía en ese momento».

Amador continúa dolido con su sobrina, pero no le pesa la inexistente relación que mantiene con esta: «No la echo de menos. No se ha portado bien con nosotros. De verdad que no sé cuál es el motivo del distanciamiento. Ha sido totalmente desagradecida con nosotros». Y es que ha seguido con asombro la sonada docu-serie y para él también fue una sorpresa descubrir que había intentando suicidarse: «No sabíamos nada de que se había tomado pastillas para intentar quitarse la vida. Nosotros no estábamos enterados de este follón. No sabíamos nada porque ella decidió que no quería saber nada de nosotros. Es todo muy fuerte».