«Se le ha encontrado que tiene una anemia bastante grande y ahora le están haciendo unas pruebas», ha afirmado su cuñado José Antonio.


El estado de salud de Amador Mohedano ha generado cierta preocupación en los últimos días. El hermano de Rocío Jurado continúa evolucionando de forma favorable y después de  permanecer en observación ya ha sido trasladado a planta en el hospital de Jerez de la Frontera. Por el momento está «estable», tal y como ha confirmado su representante, Jesús Alba. Sus cuatro hijos están muy pendientes de él. Fernando y Salvador permanecieron a su lado en la noche del viernes mientras que Chayo y Amador Jr. han viajado este mismo sábado para arroparle en este momento. Además, está acompañado por Jaqueline.

Telecinco

El exmarido de Rosa Benito se empezó a encontrar mal el pasado jueves. Motivo por el que tuvo que llamar a una ambulancia. Fue trasladado al hospital de Jerez de la Frontera donde le diagnosticaron una fuerte anemia. En las últimas horas ha necesitado diversas transfusiones de sangre. Este susto de salud se produce pocas horas después de que Amador llamara en directo a ‘Sálvame’ donde protagonizó un importante encontronazo con María Patiño. Todo como consecuencia de unas declaraciones de la periodista quien afirmó que este le dijo en su día a Belén Esteban que José Ortega Cano le había dado «una mala vida a Rocío Jurado».

Rosa Benito ha confirmado que la exposición mediática a la que se ha visto sometida la familia en los últimos meses le había hecho mella a su exmarido. Parece también que «no come bien. Yo lo que quiero es que se ponga bien», añadía. Asimismo señalaba que la anemia es grave: «Ha tenido una bajada de glóbulos rojos». 

Por su parte, su cuñado, José Antonio -marido de Gloria Mohedano- reconocía que iba evolucionando de forma correcta. «Se le ha encontrado que tiene una anemia bastante grande y ahora le están haciendo unas pruebas». Su representante también ha confirmado que no estaba comiendo bien ya que se está arreglando la dentadura.

En el punto de mira

El clan de la recordada Rocío Jurado ha estado más que nunca en el punto de mira tras la repercusión de la docu-serie protagonizada por Rocío Carrasco. La segunda entrega, que se emitirá el próximo otoño, ya ha comenzado a dar mucho que hablar. Los sonados diarios de la artista continúan siendo un tema muy controvertido. 

Tras la última discusión que Amador tuvo con María Patiño en ‘Sálvame’, se mostró muy nervioso con las declaraciones de la presentadora: «¿Qué pasa que hemos perdido la cabeza todo el mundo?», le decía muy molesto. «¿Vale todo por la audiencia? María, pegas unos patinazos que no veas. Lo tendrás que demostrar. ¿Tú te crees que yo te voy a decir que Ortega Cano le daba mala vida a Rocío Jurado?». Por su parte, María Patiño se ha reafirmado en sus palabras y lo hacía a través de ‘Viernes Deluxe’. «Sé lo que dije. Asumo las consecuencias de mis palabras. Ya hablaré con Amador si él considera oportuno hablar conmigo algún día. Le mando un beso».