Alice Campello, mujer de Álvaro Morata, narra el miedo que vivió al ver a los ladrones en su casa

Alice Campello, mujer del futbolista Álvaro Morata, ha contado cómo vivió el hecho de que dos ladrones entraran en su casa armados y encapuchados. Está bien, solo han robado cosas materiales y recuerdos, pero el miedo se le ha quedado dentro del cuerpo

Alice Campello todavía tiene el susto en el cuerpo y trata de asimilar el traumático hecho de que unos ladrones hayan invadido su hogar para llevarse sus pertenencias y enseres preciados. Todo sucedió en la noche del pasado viernes, cuando dos cacos entraron en su casa armados y con capuchas en la casa que la modelo y el futbolista Álvaro Morata, poseen en La Moraleja. En el interior estaba la propia Alice junto a sus dos hijos mellizos, Alessandro y Leonardo, que aún no han celebrado su primer cumpleaños.

Entran a robar en casa de Morata mientras su mujer e hijos están dentro

El miedo que vivió la novia de Álvaro Morata el pasado viernes fue mayúsculo y le costará mucho tiempo asimilar lo que ha sucedido y, por supuesto, también la suerte de que se encuentra sana y salva, cuando se podría haber mascado la tragedia. Ella misma ha confesado el trauma que ha vivido en sus redes sociales: “Todavía estoy molesta y creo que tendré miedo por mucho tiempo. Creo que esta es una de esas cosas que no olvidas fácilmente”, asegura la modelo.

Alice Campello, criticada con dureza por otras madres

“Esta es una de esas cosas que te hace darte cuenta de cuánto vale el amor y la vida. Saber que tienes a tus hijos en casa y pensar que pueden tocarlos o hacerles algo es realmente un sentimiento inexplicable”, narra Alice Campello para explicar a sus seguidores el miedo que sintió el pasado viernes, cuando los ladrones entraron en su casa y ellas estaba dentro con sus retoños, mientras Morata estaba en las Islas Feroe concentrado con la Selección Española.

Alice Campello se alegra de informar a sus seguidores que no han tenido que llorar ninguna desgracia y que tan solo se han llevado cosas materiales. Por encima de esto está su familia, sus hijos, en los primeros en los que pensó cuando se mascó la tragedia en su propia casa: “Afortunadamente todos estamos bien y podría haber sido mucho peor. Han robado recuerdos, pero eso ya pasó. Ahora intentaré no pensar en ello, pensar en nuestra familia y tratar de olvidar. Muchas gracias por todos los mensajes”, cerraba su discurso la novia de Álvaro Morata, que ha optado por tomarse este susto con positividad.