Alfonso Rodríguez Martín ha dejado claro que para ser Mister no solo hay que ser guapo, sino que hace falta mucho más que el físico para triunfar. Ha sido el primero en llevarse un título de belleza internacional con una diversidad funcional. Ahora es todo un ejemplo a seguir


España continúa rompiendo barreras y exportando la belleza nacional a otros niveles. Así ha sucedido una vez más con Alfonso Rodríguez Martín, la primera persona con una diversidad funcional en hacerse con el título que le reconoce como el hombre más guapo en un concurso de belleza internacional. Fue el pasado año en Portugal, cuando la organización de Mister Star Universe concluyó en que Alfonso era el digno merecedor de la banda, sin reparar en los aspectos que le hacen tan especial.

Alfonso Rodríguez ha entregado el pasado fin de semana la corona y es que su reinado ha llegado a su fin. El representante de Brasil es su sucesor. Sin embargo, lo hace satisfecho por el buen trabajo desarrollado, no solo como el guapo oficial de Mister Star Universe 2018, sino sobre todo por cómo su éxito ha conseguido ofrecer una mayor visibilidad a las personas con diversidad funcional. Personas que se encuentran con muchas limitaciones, pero nunca tan grandes como las que se imponen ellos mismos.

Alfonso ha hecho carrera no solo en el mundo de la belleza, sino también como coach, ayudando a que todos comprendan que con esfuerzo, trabajo, ilusión y motivación se puede conseguir alcanzar cualquier sueño. No pide un imposible, él mismo lo ha demostrado. Tal y como decía en su día nada más ser coronado en el citado concurso internacional: “Si gano, gano por mí, no por mi diversidad”.

Alfonso ha tenido que pasar por quirófano en numerosas ocasiones a consecuencia de su ojo. Una ardua tarea que no ha minado su moral, sino que le ha ayudado a sacar fuerzas para afrontar su vida con el convencimiento de que no dejará pasar ninguna oportunidad de ser feliz y perseguir sus sueños. Y es que, como él mismo a demostrado, con ser guapo no basta para ganar un concurso de estas características: la actitud, la personalidad, el modelaje, la indumentaria y otros aspectos son igual de relevantes. Por fortuna, Alfonso reunía todos los requisitos para ser Mister Star Universe, aunque su reinado haya llegado a su fin, su lección, por suerte, tardará en ser olvidada.