Álex Lequio está más recuperado en su batalla contra el cáncer que le diagnosticaron hace ocho meses. El hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio ya se permite incluso bromear con su aspecto físico y el hecho de que la quimioterapia le ha dejado sin pelo


Álex Lequio se resiste a batallar contra su enfermedad alejado de sus seguidores, esos que tantas fuerzas le transmiten en las redes sociales y que son su apoyo virtual cuando tiene que estar alejado físicamente de sus seres queridos. Es por eso que siempre que tiene ocasión trata de narrarles los pasos a seguir en su tratamiento contra el cáncer. Pero, como él mismo entiende, no todo son problemas y en su día a día también hay ocasión para el humor, como así ha demostrado en su última publicación.

Si alguien está a su lado en los mejores y los peores momentos esos son sus padres, Alessandro Lequio y Ana Obregón. Ahora que las cosas parecen irles mejor, que la sombra de la preocupación cada vez es menos alargada, se permiten el lujo de relajar los ambientes y sonreírle a la vida, haciendo gracias incluso con las consecuencias del cáncer. Al menos así ha hecho el propio Álex Lequio en su última publicación en Instagram.

[Álex Lequio regresa a EEUU para continuar con su tratamiento]

Álex Lequio se ríe de su calvicie

“Nunca pensé que llegaría un momento en el que tendría menos pelo que usted”, bromea Álex Lequio en una foto en la que aparece junto a su padre, Alessandro Lequio. Una imagen tomada en su viaje sorpresa a Australia, que parece responder exclusivamente a motivos de ocio y no una parada por cuestiones de salud.

¿Cuál será su siguiente paso? Aunque parezca más una broma que un plan que se materializará en un futuro próximo, Álex Lequio no solo repasa su periplo de los últimos meses: Nueva York, España, Australia… Después, ¿Turquía? Al menos eso dice él, un destino que se está ganando una buena fama por ofrecer trasplantes de pelo express a buen precio. ¿Siguen con la broma? Lo más posible es que así sea, pero demuestran la buena sintonía que tienen padre e hijo.