Alessandro Lequio ha sido preguntado por el reportaje de ‘Hormigas blancas’ en el que se repasó la vida de Ana Obregón y, por ende, de su hijo Álex Lequio.


Este domingo ‘Hormigas blancas’ abrió un capítulo que consiguió emocionar a todos los que conocieron a Álex Lequio. En él, se hizo un recorrido por la vida de su madre, Ana Obregón, e inevitablemente se habló del hijo que tuvo en común con Alessandro Lequio. De él ambos se tuvieron que despedir para siempre el pasado mes de mayo tras fallecer después de una larga e incesante lucha contra el cáncer. Fueron muchos los mensajes que aplaudieron este espacio, pues se trataron muchas anécdotas de la pareja y de su ‘pequeño’ que cautivaron a la audiencia. Entre ellos, al propio italiano. Alessandro este lunes ha acudido a ‘El programa de Ana Rosa‘, donde ha sido preguntado por su opinión y donde, además, no ha podido reprimir las lágrimas. «Yo estuve muy enamorado de Ana. El reportaje me despertó tantos recuerdos y emociones que no tengo capacidad para valorarlo, tampoco tengo ganas y nunca las tendré», ha dicho con la voz entrecortada.

Este reportaje le ha removido muchísimos recuerdos, más aun si se tiene en cuenta que tanto él como Ana acompañaron a Álex Lequio en Barcelona hasta el último momento. Fueron sus grandes apoyos antes y después de que se le detectara la enfermedad y desde su partida, están tratando de afrontar la vida como pueden, ya que el vacío que les dejó su muerte es irremplazable. Mientras Ana ha preferido intentar recuperarse junto a su familia, Alessandro Lequio ha vuelto a su trabajo con el fin de que el trabajo le haga mantener su mente ocupada. Sin embargo, está siendo difícil. Su compañero, Joaquín Prat, ha querido en ese instante y ante su presencia decirle un mensaje de ánimo públicamente. «Todos los días recuperando un poquito del amigo y del compañero que teníamos antes de perder a su hijo. Vemos como está intentando salir adelante en una vida que, como él mismo dice, ya nunca va a ser la misma que antes de que se marchase Álex. Uno va intentando seguir viviendo y en el caso de Ana esperamos que también lo esté consiguiendo porque creo que eso es lo que hubiese querido vuestro hijo», ha deslizado el presentador.

Los ojos vidriosos de Alessandro Lequio reflejaban a la perfección que le estaba costando hablar, no obstante, el colaborador ha continuado con su intervención televisiva. Eso sí, gracias a la ayuda y el apoyo de los compañeros del programa en el que colabora, ya que todos y cada uno de ellos se mostraban comprensivos con la complicada situación que vive desde hace algunos meses. Padre e hijo estaban tremendamente unidos y sin él la existencia de sus progenitores no atisba fácil.

El italiano, por otro lado, ha comentado también algunas de las imágenes emitidas en ‘Hormigas blancas’ y es que en el programa se pudo ver a un Alessandro Lequio que acababa de aterrizar en el medio. «No me reconozco. Esas imágenes me produjeron cierta vergüenza, pero son de hace 30 años y estaba recién llegado a España… era mi primera aparición en televisión», ha aclarado. Agradecido, pero sin ni siquiera poder reflexionar acerca de lo que vio, Alessandro se ha abierto en canal ante el público.

1El verano de Ana Obregón

Ana Obregón se encuentra en Mallorca, donde está junto a algunos de sus seres queridos. Una vez más la actriz se ha trasladado hasta la isla con su familia, sin embargo, la ausencia de Álex, según su entorno, la tiene sobrepasada. «Es complicado vivir así. Ella está en Palma y no tiene fuerza ni para bajar a ver el mar», comentó la propia Terelu este domingo en ‘Hormigas blancas’. Tras el duro golpe que ha tenido que vivir por la muerte de su hijoÁlex Lequio, el pasado 13 de mayo tras su lucha contra el cáncer, la actriz buscca evadirse y escaparse ante los difíciles tan complicados a los que se ha tenido que enfrentar. Por este motivo, la actriz decidió a comienzos de julio poner tierra de por medio y se marchó a Palma de Mallorca, su lugar habitual de vacaciones y donde tiene una casa a la que acude todos los años, siendo este, sin lugar a dudas, el más complicado de su vida.

Llegar a Mallorca ha supuesto para ella un cúmulo de emociones. Sobre todo después de que el pasado año, Ana disfrutara de la compañía de su hijo, Álex Lequio. Madre e hijo tendrían previsto viajar juntos también este año durante una temporada, unos planes que se vieron truncados con la muerte de su hijo. Ana Obregón ha decidido viajar a Mallorca para alejarse de Madrid y todo lo que ha vivido durante los últimos meses. Y es a pesar de que hace ya más de tres meses del fallecimiento del hijo de la actriz y Alessandro Lequio, no pudieron darle su último adiós hasta meses después.