Desde hace una semana que Alessandro Lequio vuelca sus reflexiones en Instagram sobre alguno de los temas de actualidad. Desde su propia tribuna, en su casa, opina abiertamente de todo aquello que considera oportuno. Su último vídeo tiene a Isabel Pantoja como protagonista y también como beneficiada ya que el colaborador ha sacado la cara por ella.

14La tribuna de Alessandro Lequio

«El minuto de Lequio» es el espacio que el conde ha elegido para opinar sobre algunos asuntos de rabiosa actualidad. Cada miércoles se sienta frente a su ordenador y da su opinión sin tapujos, fiel a su naturaleza.

13Defensor oficial de Isabel Pantoja

Lequio cree que los presos catalanes tienen muchos más favoritismos en el cumplimiento de sus condenas que otros presos, como Isabel Pantoja. Según su opinión, la tonadillera fue una presa ejemplar.

12Mensaje a la sociedad

Lequio apunta directamente a la opinión pública y se auto lanza la pregunta de ¿cómo habría reaccionado la sociedad si llega a ser Isabel Pantoja la que disfruta de condiciones especiales en la cárcel por ser quien es?

11Repite defensa

No es la primera vez que defiende a la cantante de copla. Durante su concurso en ‘Supervivientes’ lo hizo para romper una lanza en su favor con el famoso asunto de la lata de chopped -presuntamente- robada por Pantoja. De paso, atizó a Colate.

10No es el único que saca la cara por Pantoja

Jesús Vázquez es el último que se ha derretido hablando de su compañera en ‘Idol Kids’. El presentador se ha convertido en el mejor confidente de Pantoja porque «me cuenta los problemas con su hija». Además, considera que es una excelente profesional y que siempre tiene ganas de trabajar.

9El azote de Harry y Meghan

Volviendo a la tribuna de Lequio, su primera entrada fue para criticar a Meghan Markle. La duquesa se quejaba del exceso de crítica que tiene en los medios de comunicación y reconocía sentirse agotada por tanta exposición mediática. Alessandro considera que «Meghan tiene que saber que hay cámaras que nunca se apagan».

8Su más ferviente lectora

Ana Obregón escucha atentamente las reflexiones de su pareja y siempre le suele dejar comentarios de aprobación: «??? Gran verdad! Justicia igual para todos (Urdangarin, políticos , maltratadores, violadores, etc) y no solo para @isabel_pantoja_martin», contestaba la bióloga en el último ‘post’.

7Álex Lequio anima al personal

Su hijo es su mejor altavoz ya que a través de su Instagram anima a todos a ver a su padre y le aplaude después. Un apoyo de verdadero lujo.

6Una buena relación

Alessandro Lequio y Ana Obregón guardan una muy buena relación. Se separaron hace más de 20 años pero con el tiempo han sabido limar asperezas y tener una relación muy cordial. La enfermedad de su hijo Álex ha sido clave para unirles.

5La pulla de Ana Obregón que sorprendió mucho

Hace algún tiempo, Ana Obregón se desmarcó con unas declaraciones en las que aseguraba que se había sentido «sola» en la lucha contra el cáncer que ha sufrido su hijo. Parecía una pulla en toda regla para Lequio.

4Nuevo instagramer

Hace casi dos meses que Alessandro Lequio decidió entrar a formar parte de esta «vorágine digital» que para él es Instagram. Esta bonita foto fue su primera publicación.

3Recuerdos con su hijo

A través de sus fotografías se pueden observar algunos momentos junto a su hijo inéditos y pertenecientes a su álbum familiar.

2Un pilar de vida

Padre e hijo se complementan a las mil maravillas y suelen publicar imágenes juntos. Álex acompaña a su padre al médico y viceversa: «Inválido 1. Inválido 2. También conocidos como ‘Los Invalids’ ?», publicaba el conde.

1El logro que más orgulloso le hace estar

El kárate es una de las disciplinas que apasionan al conde Lequio y por eso presumió de cinturón negro en sus redes: «Sin disciplina, la vida es un caos. Comparto con vosotros un recuerdo que ha marcado 20 años de mi vida. Quizás, uno de los recuerdos más preciados que tengo. Empecé el karate a los 14años para defenderme de cromagnones que practicaban el bullying conmigo . A los 25 era cinturón negro tercer dan. Lo dicho, la rutina te da la libertad. El karate me la inculcó.»