El cantante ha disfrutado de un merecido descanso en plena gira por México y se ha ido a la playa en compañía de su pareja, Rachel Valdés.


Alejandro Sanz ha estado semanas centrado en su gira por México, pero todo esfuerzo tiene su recompensa y el cantante ha encontrado un hueco para disfrutar de un merecido descanso después de la intensidad que implica estar cada día en una ciudad. Aprovechando que se encuentra en el país, el cantante ha hecho las maletas en compañía de su pareja, Rachel Valdés, para pasar unos días en las playas de Tulum, en Rivera Maya.

La pareja ha estado compartiendo algunas instantáneas, aunque contadas. Alejandro Sanz se ha decantado por mostrar una imagen de él mismo tumbado en una hamaca en el árbol, donde lo vemos muy feliz y relajado. Por su parte, la artista ha preferido compartir solo imágenes de los lugares que han visitado.

En uno de ellos, vemos cómo la pareja ha estado en el Raw Love Café, un lugar muy especial con vistas increíbles al mar. Alejandro y Rachel no son de compartir imágenes juntos y a pesar de que ya llevan unos meses saliendo, todavía son reacios a mostrar sus sentimientos en público.

La pareja ha elegido el mejor destino para desconectar y disfrutar de unos días de las playas paradisíacas del Caribe. El último concierto en el que actuó fue el pasado 26 de octubre en el parque Xcaret en Tulum, y no tiene que volver a estar disponible hasta este jueves 31 de octubre, día en el que actuará en Boca del Río, Veracruz.