alba-feliciano

Alba Carrillo y Feliciano López están dispuestos a llegar a un acuerdo

Se casaron en julio de 2015 y en mayo de 2016 anunciaron su divorcio. Tras varios meses de tensión, de reuniones con sus abogados y de preparar sus respectivas estrategias ha llegado el día de verse las caras en los juzgados.

En esta ocasión todavía no van a resolver el divorcio. El objetivo es hacer un inventario de los bienes de ambos durante los seis meses que estuvieron casados en régimen de gananciales. Una vez documentado esto, si no llegan antes a un acuerdo, el juez será el encargado de dirimir que corresponde a cada uno. 

09.55 Estaban ambos citados a las 10 en Collado Villalba. Ninguno se ha adelantado demasiado. A menos cinco ha llegado el tenista acompañado de sus dos abogados, con un look muy sobrio, con corbata dentro del jersey, sin decir una palabra y mostrando un semblante muy serio. A penas cinco minutos después era Alba quién hacía su llegada.

10.00 Alba ha llegado cogida del brazo de su abogada y amiga Teresa Bueyes y vestida de absoluto negro a excepción del abrigo en tono camel. No le ha importado explicar su estado de ánimo «es un momento desagradable» ha dicho al borde de las lágrimas, «estoy muy triste». Ahora ambos se encuentran dentro del recinto esperando ser llamados por el juez para entrar a la sala.

Tal como Teresa Bueyes ha explicado, no se han inventariado los bienes porque la ex pareja ha decidido poner de su parte para acercar posturas y empezar a negociar. De no salir adelante estas negociaciones, la vista tendría que repetirse y entonce se comenzaría a recopilar la documentación necesaria para hacerlo.

10.45 La modelo y Teresa Bueyes ya han abandonado el edificio. Alba, visiblemente afectada ha sido incapaz de hablar, tan un solo ha sabido repetir ‘dejadme’ y caminar hacía adelante. Su abogada si se ha parado para explicar que «ambos parecen dispuestos a llegar a un acuerdo» y que «Alba no sabía la diferencia entre firmar la separación de bienes y la liquidación de gananciales», eso sí, ante la pregunta de si se sentía engañada ha querido quitar hierro y afirmar que «eso es una palabra muy fuerte».

10.50 Feliciano y sus abogados se encaminan hacía su coche. El tenista no ha hecho ninguna declaración, se le ha preguntado insistentemente si había engañado a la que todavía es su mujer y tan solo ha dado una sonrisa por respuesta. Se ha mostrado serio y mucho más entero que la modelo.

7Se ven las caras en el juzgado

se-ven-las-caras-en-el-juzgado

Ya están dentro de la sede judicial, Feliciano llegaba muy serio y Alba reconocía sin problema que “estoy triste”

6Al borde de las lágrimas

al-borde-de-las-lagrimas

«Es un momento muy desagradable» son las pocas palabras que Alba, al borde de las lágrimas, a acertado a pronunciar

5Prefiere no pronunciarse

prefiere-no-pronunciarse

El tenista ha entrado directo a los juzgados evitando pronunciarse sobre cómo se sentía en ese momento

4Es posible llegar a un acuerdo

es-posible-llegar-a-un-acuerdo

Aunque en principio las informaciones que llegaban sobre la pareja indicaban que sería imposible, hoy sus abogados han afirmado que ambas partes parecen dispuestas a llegar a un acuerdo

3El motivo de la discordia

el-motivo-de-la-discordia

El punto que más enfrentados les tiene es la separación de bienes. Cuando la firmaron, seis meses después de casarse, había una clausula que implicaba que Alba renunciaba a los gananciales obtenidos hasta esa fecha, ella ahora dice no tener muy claro lo que firmaba

2A la salida

a-la-salida

Hacía muchos meses que no se veían y la ruptura fue muy repentina para Alba, de ahí que no sea difícil comprender que, si ya entró con mala cara al juzgado, salga con un disgusto considerable

1Sonrisa

sonrisa

Feliciano se mostró menos afectado que Alba, y ante la pregunta de si le había engañado en la separación de bienes tan solo ha mostrado una sonrisa por respuesta