Aitana sorprende a todos bromeando con la tutela del premio que Los 40 Principales les otorgaron el año pasado por ser artistas revelación.


La cena de nominados de Los 40 le trae muy buenos recuerdos a Aitana Ocaña. Allí recibió la feliz noticia de que su trabajo recibía su recompensa y junto a Ana Guerra aspiraban a ganar dos galardones:«El año pasado nos nominaron aquí a Artista Revelación y Mejor Canción. La verdad que yo venía pensando que no me iban a nominar. El año pasado no me lo esperaba y este año vengo a disfrutar y a encontrarme con un montón de compañeras».

Ahora, un año después, vuelve al mismo evento convertida en una artista referencia y con muchos cambios en su vida. Para empezar, su unión con Ana Guerra no es tan estrecha como antes y su amistad ha sufrido un ligero enfriamiento. El romance de Aitana con Cepeda resintió su vínculo, si bien es verdad que finalmente hablaron todo e incluso se volvieron a subir juntas a un escenario para poner fin a los rumores de crisis entre ellas.

Este año no han posado juntas en el photocall, es más, Aitana le ha lanzado una pequeña pullita -medio en broma, medio en serio- sobre el premio a Artistas Revelación que lograron hace un año: «El premio se lo ha quedado Ana y no lo tengo, pero en algún momento lo tendré…», dice la triunfita.

Otra novedad respecto al año pasado encuentra respuesta en su corazón, ocupado por Miguel Bernardeau. Hace unas semanas, Aitana publicó la primera foto en Instagram junto al protagonista de ‘Elite’, aunque sigue sin poder evitar ruborizarse cuando habla de estos temas en público.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Houstiton tenemos un problemita

Una publicación compartida de AITANA (@aitanax) el

Sea como fuere, Aitana ha conseguido convertirse en una de las cantantes más queridas de la escena nacional. Su dulzura, esa niñez de chica tímida y una música con ritmos pegadizos son solo algunos de los ingredientes que dan forma a una personalidad que gusta y mucho.