El motivo por el que Ágatha Ruiz de la Prada siente «pena» por Luis Miguel Rodríguez

Desde que se rompió una pierna, Luis Miguel Rodríguez, el novio de Ágatha Ruiz de la Prada, se ha convertido en una persona clave en su vida

Al mal tiempo, buena cara. Eso es lo que siempre hace Ágatha Ruiz de la Prada que, pese a tener una pierna rota y no poder moverse con total libertad, ni ha dejado de trabajar ni para quiera. Eso sí, tiene una gran ayuda, la de su novio, Luis Miguel Rodríguez.

Preocupación tras ver a Ágatha Ruiz de la Prada en silla de ruedas

16Ágatha Ruiz de la Prada se confiesa

15Nunca deja de sonreír

Aunque tenga que estar sentada en una silla de ruedas, Ágatha Ruiz de la Prada no ha perdido la sonrisa, tal y como ha demostrado en su último acto, la presentación de su una colección de arte en su tienda de Madrid. Unas bonitas ilustraciones de la artista Laura Flolis, amiga de su hija Cósima Ramírez, y que llevan el título ‘Life is color’.

Ágatha Ruiz de la Prada, tarde de amor y toros en Las Ventas

14Tiene al mejor ayudante a su lado

Si bien es cierto que la diseñadora madrileña cuenta con la gran ayuda de sus hijos, Cósima y Tristán, hay otra persona que se ha convertido en un imprescindible durante estos días tan aparatosos, su novio, el empresario Luis Miguel Rodríguez. Y si antes ya hablaba bien de él, ahora que le ha demostrado que puede apoyarse en él, no tiene más que halagos.

13El mejor novio que podía desear

«Me está cuidando una barbaridad», confiesa Ágatha Ruiz de la Prada durante la entrevista, dejando claro que el dueño de ‘Desguaces La Torre’ está a su lado en todo momento. «Como dicen, me da pena de lo mucho que me está cuidando«, asegura la diseñadora, que no va a olvidar todo lo que Luis Miguel está haciendo por ella, «lo valoro una burrada».

12No puede evitar hacer comparaciones

Aunque dicen que no está bien comparar, Ágatha no puede evitarlo y recuerda que su exmarido, Pedro J. Ramírez, era diferente. «El anterior no me cuidaba tanto. ¡Muchísimo menos!», cuenta sin poder esbozar una sonrisa.

11No es la primera vez que se rompe algo

Si bien en esta ocasión su accidente ha sido más mediático, lo cierto es que no es la primera vez que la diseñadora madrileña se rompe un hueso. «De hecho, una vez me rompí el pie y tuve que ir con uno que estaba en la casa al hospital… ¡Qué diferencia!», explica, dando a entender que el periodista no se ocupó de ella como ahora hace Luis Miguel.

10Están muy bien tal y como están

Se ha hablado mucho en las últimas semanas sobre si Ágatha y Luis Miguel están pensando en dar un paso más en su historia de amor y oficializar su relación con una boda. Sin embargo, parece que están tan bien así que ni tienen planes de boda ni de nada parecido.

9No tuvo una buena experiencia

Parte de su decisión pruebe estar promovida por la experiencia y es que a la creadora no le fue nada bien tras su primer ‘sí, quiero’. «¡Déjate de bodas!», afirma rotunda, «que ya sabes mi experiencia con las bodas cómo fue. Yo nunca me quería casar y fíjate».

8Ni a mejor ni a peor

Tan feliz está con su trabajo, su vida personal y amorosa que De la Prada prefiere que nada cambie. «Que me quede como estoy», desea pensando en el futuro y es que, si bien está muy feliz, preferiría no tener la pierna escayolada. «Bueno, dentro de quince días mejor», matiza.

7Se van a quedar sin vacaciones

Si el año pasado Ágatha contó que se quedaban vacaciones porque su novio «tiene que trabajar para pagar a Hacienda», parece que este 2019 no va a ser diferente. En este caso, es ella la que tiene trabajo, concretamente en Latinoamérica, donde tiene agendados varios desfiles.

6Pero sí que le apetece escaparse

El trabajo nunca está de más, pero eso no significa que no tenga ganas de escapar durante unos días de la rutina. «me apetece mucho, pero veo que están muy atacadas mis vacaciones de este verano», afirma.

5Para el empresario no es un problema

Ya sea porque no le gusta la playa o porque se ha acostumbrado a no veranear, según Ágatha  a su novio no le importa no parar durante unos días. «Él está encantando de estar aquí, le gusta. No quiere ir a ningún sitio«. Y es que, aunque pueda parecer sorprendente, en Madrid se pueden hacer muchos planes veraniegos.

4Se va a perder uno de los eventos del año

No es un secreto que Ágatha Ruiz de la Prada y Belén Esteban son buenas amigas. Es más, no es raro que la colaboradora de ‘Sálvame’ lleve uno de sus vestidos. Sin embargo, a pesar de esta buena relación, lo cierto es que la marquesa de Castelldosríus​ (título nobiliario que ostenta la diseñadora) se ha quedado sin una invitación a su boda.

3Es algo «íntimo»

Si bien al enlace de Belén Esteban y Miguel Marcos acudirán muchas caras conocidas, tampoco va a ser una boda multitudinaria. «Belén no me ha invitado al final. ¡Qué pena! Yo la quiero mucho, y ella también a mí, pero no era una boda tan grande, tenían que haber sido como 200 más para que yo hubiera entrado».

2Le desea lo mejor

«No va a poder estar al lado de su amiga en su gran día, pero le desea todo lo mejor en su nueva vida. Le deseo que lo pase fenomenal, que la quiero mucho, y que está guapísima, delgada, monísima y estupenda».

1Tiene un poquito de envidia

Ágatha Ruiz de la Prada no ha dudado en confesar que le tiene «envidia» a Belén Esteban. ¿El motivo? «Que le haga tanta ilusión una boda», un trámite por el que, de momento, ella no se plantea pasar.