Adriana Abenia se ha mostrado indignada tras descubrir que un centro comercial ha utilizado su imagen con fines comerciales sin que ella lo supiera.


Varios rostros conocidos se han visto en su misma situación. Adriana Abenia, al igual que otros famosos como Tania Llasera, han utilizado las redes sociales como denuncia pública para que empresas que ni siquiera las ha consultado empleen su imagen como reclamo. En esta ocasión ha sido un centro comercial en Zaragoza quien ha posteado una imagen de la presentadora con fines promocionales, retocando incluso partes de su cuerpo. Consciente del delito que eso supone e indignada por ello, Adriana Abenia ha alzado la voz para que se ponga fin a ello. «Un centro comercial pone mi foto sin mi permiso en sus redes, pero antes la retocan y me amputan los pezones, no vaya a ser que alguien se sienta ofendido con el cuerpo y fisionomía de una mujer. ALUCINANTE», escribe.

Adriana Abenia
Redes sociales

Puestos en contacto con ella para saber si ha decidido tomar acciones legales contra ellos, Adriana nos revela que «lo ha puesto en manos de su agencia». No está dispuesta a consentir estos engaños y es que publicar fotos de alguien sin su autorización vulnera el derecho a la intimidad. Poco después de que la presentadora explique lo sucedido, la imagen ha desaparecido del perfil de Instagram del centro comercial. Parece que su denuncia ha dado sus frutos y que la empresa se ha percatado de su craso error, borrando la foto en la que aparecía Adriana Abenia. Pero ¿cómo se dio cuenta de que se estaba cometiendo este posible delito? «Me empezó a escribir la gente para avisarme. Han debido de borrar la foto esta mañana», nos dice en conversación SEMANA.

Adriana Abenia
Redes sociales

A pesar de que ella trata de tomarse cada escollo con mucho humor y sobre todo con una gran sonrisa, Adriana tampoco comprende que además hayan borrado de un plumazo una parte de su cuerpo. Por su parte, el centro comercial en cuestión ha preferido no pronunciarse sobre lo sucedido, quizás con el objetivo de no hacer demasiado ruido tras la polémica. Al igual que Adriana Abenia otras famosas como Tania Llasera han comentado a sus seguidores que empresas han querido beneficiarse a su costa a través de su imagen. Por ejemplo, Tania explicó que se vendían productos adelgazantes milagrosos en Internet con fotografías de ella, lo que provocó que estallara contra la empresa que los vendía. «Esta foto es de 2012 y NADA de la entrevista que acompaña esta foto es verdad. ES TODO MENTIRA. Por favor, no compréis productos milagro de adelgazamiento que acompañan a una entrevista ficticia», dijo. Advirtió que tomaría medidas legales ante ese engaño, aunque lo cierto es que dos años después este anuncio seguía activo en el universo 2.0. Otros como Carlota Corredera se han visto en su misma situación, pero en su caso se trataban de empresas fantasma por lo que no podía denunciar.