Ya ha empezado la cuenta atrás para la gran final de ‘Gran Hermano VIP’. Cuando quedan apenas unos días para saber quién es la ganadora de la edición, Adara, Estela, Mila Ximénez, Alba Carrillo y Noemí han creado un grupo de lo más unido y no paran de hablar de todo lo que ha ocurrido durante el concurso.

Una de los sucesos que más les ha impactado es la gran relación que ha surgido entre Adara y Gianmarco. El padre de ella no dudó en hablarle claro a su hija cuando la visitó hace unos días. Le pidió que no dudara en expresar sus sentimientos, un consejo que está llevando a cabo en las últimas semanas de concurso.

De hecho, está abriendo su corazón a sus compañeras, a las que le ha comentado que no  había hecho nada con Gianmarco: «En ningún momento hice nada, de verdad. Yo solamnete hablaba con él», le explicaba Adara a Estela. La mujer de Diego Matamoros en todo momento le mostró su apoyo: «No te tienes que estar justificando delante de todo el mundo y que todo el mundo te esté pidiendo explicaciones, que no se equivoquen».

Una vez en la habitación, Adara ha querido preguntar a sus compañeras: «¿Creéis que Gianmarco me está esperando? Ha pasado mucho tiempo…». Este momento de sinceridad ha sido aprovechado por la concursante para desvelar el gesto que le hizo enamorarse de Gianmarco.

«Una vez Gianmarco me rozó la mano y, os lo juro por mi madre, me dio un vuelco el corazón, me asusté mucho. Íbamos a coger algo, me tocó y me subió algo por dentro. Me asusté mucho», comienza explicando.

«Tengo mucho miedo de salir. No sé si me estoy confundiendo o no. Me acuerdo mucho de Gianmarco, muchísimo… Tengo la necesidad de hablar con él», zanjaba. Después de esto, Adara ha asegurado que hablar de estas cosas parece no ayudarle: «Os cuento estas cosas y luego me siento mal».

Sus compañeras han querido tranquilizarla y le han dicho: «No te angusties. No tienes que tomar decisiones todavía».