Susanna Griso fue la protagonista del último número de SEMANA tras su ruptura con su marido, Carles Torras, después de 23 años de matrimonio


Susanna Griso no está pasando por su mejor momento personal. Después de 23 años casada con Carles Torras, la pareja ha puesto fin a su matrimonio. SEMANA lo desveló en exclusiva en el número anterior, convirtiéndose la presentadora de ‘Espejo Público’ en la protagonista del mundo del ‘cuore’. Pero, ¿cómo ha sido la actitud de la periodista después de que saliera a la luz la noticia? Lo cierto es que Susanna siempre ha intentado mantener su vida amorosa al margen del foco mediático. Y en esta ocasión no ha sido menos.

Desde que SEMANA publicara en exclusiva la ruptura sentimental de Susanna y su marido, poco hemos sabido de la presentadora. De hecho, esta noticia ha coincidido precisamente con sus vacaciones de Navidad. Aunque el día que saltó la noticia, Griso ya no se encontraba en el plató de ‘Espejo Público’ pero era evidente que en su programa no iban a hablar de este tema. Y efectivamente así fue. No se hizo mención alguna a la ruptura ni al estado sentimental de Susanna Griso. Nada hacia presagiar que conocía que se había publicado su ruptura.

El silencio de Susanna Griso en las redes sociales

Ni en su programa ni en las redes sociales. Susanna Griso no ha reaparecido desde que se conociera su ruptura. Si lo cierto es que la presentadora es muy activa en las redes sociales, para su última publicación hay que remontarse varias semanas atrás. Concretamente el pasado 17 de diciembre. Durante esa semana, la presentadora salió a la calle para conocer de primera mano las inmensas colas que se forman en los comedores sociales. Durante esos días, la propia periodista iba compartiendo en su perfil de Instagram algunas de las historias que se iba encontrando.

© SEMANA.

«Estos jóvenes padres son administrativos. Sin apenas ayudas, viven por separado en casa de sus respectivos padres. Acuden a la @fundacionmadrina para el reparto de comida y productos de aseo para su bebé», escribía en su última publicación antes de que se conociera su ruptura. «Las madres vulnerables siguen siendo invisibles para las administraciones. No hay registros y apenas les llegan ayudas. Según el servicio de estudios de Caixabank, las jóvenes de 16 a 29 años son el colectivo con más riesgo de pobreza y exclusión social. @fundacionmadrina», contaba también. «Impresionada con las “colas de carritos” en el reparto de ayuda que realiza la #fundacionmadrina. España es uno de los países que menos dinero destina a las madres vulnerables: 2,7 millones, una miseria en comparación a los 96 millones de Alemania. Y la cifra de embarazos es parecida», escribía en otra publicación. Todas ellas del mismo día: el 17 de diciembre. Desde entonces, ni rastro de ella en las redes sociales. Desde entonces, poco hemos sabido de donde se encuentra Susanna Griso ni como habrá pasado la Nochebuena.