chelo-homofobia
El homófobo estaba entre Lydia o Jesús Manuel.

Hace una semana Kiko Hernández desveló haber recibido unos mensajes homófobos de uno de los colaboradores de ‘Sálvame’ que se reía de la condición sexual de Chelo García Cortés.

Tras 7 días de incertidumbre, Chelo por fin ha sabido la identidad de ese compañero traidor.

Kiko Hernández ha desvelado que hace dos semanas, Jesús Manuel reconoció que no se fiaba de él, algo que molestó mucho a Kiko: «Cuando hace dos semanas Jesús Manuel dijo que no se fiaba de mí, busqué en mi teléfono mensajes antiguos para demostrarle que ahora sí que va a tener motivos para desconfiar que hasta ahora no le había dado».

chelo-culpable
Chelo muy sorprendida al saber que es Jesús Manuel el que ha hecho los comentarios homófobos contra ella.

Kiko se remonta a unos mensajes del 2 de julio del 2015, hace dos años. «¿Cuántas veces ha cenado contigo Jesús Manuel desde esta fecha? Aunque te duela, me gustaría que lo leyeras», le dice Kikoa  Chelo.

Chelo lee en voz alta:

KIKO HERNÁNDEZ: «¿Chelo se tomará hoy su dosis de vitaminas?»

JESÚS MANUEL: «Me ha pedido otra caja».

KIKO H: «Jajaja. Qué bestia es la tía».

JESÚS MANUEL: «¿La tía?????  jajajajajajaj»

Kiko hernández ha explicado que es día se promocionaron unas vitaminas en el programa y que su comentario lo dijo refiriéndose a que Chelo no hablaba nada y que por eso necesitaría vitaminas. En los mensajes se puede ver cómo Jesús Manuel se ríe o duda de la feminidad de Chelo.

chelo-llora
Chelo rompe a llorar ante la decepción.

Jesús Manuel, sin embargo, ha dado una versión muy diferente de los hechos: «Ese día vino alguien a promocionar unas vitaminas para aumentar la potencia sexual. Y nos repartieron cajas. Y Kiko me dice que mi caja se la dé a Chelo. Esa es la realidad y esa es la homofobia». «Nunca me he reído de la condición de Chelo, no soy homófobo. Es muy grabe que se tache a alguien de homófobo porque por la calle hay mucho loco suelto». «Si se quiere interpretar así…, pero yo no pretendía reírme de la condición sexual de Chelo».

Chelo, muy dolida, no ha podido evitar romperse: «A mí lo que me duele de esta historia es que yo la semana pasada hice una entrevista donde me desahogué e hice un punto y aparte. Y ahora no voy a permitirle a nadie ni una mísera bromita. A nadie. Me llamo Chelo, tengo 65 años, me acuesto con quien me da la gana y soy una mujer». «Me duele que seas tú. No me gusta que me lo haga una persona a la que tengo cariño».

chelo-alegato
Chelo defiende su sexualidad y la libertad de elección.