En la capital mundial de la moda, Letiizia no defraudó. París es la cuna de los grandes diseñadores y la Reina ha dejado la marca España en un magnífico lugar, en el viaje que realizaron ayer los Reyes para presentarse en el país vecino. Volvió a estrenar y volvió a confiar en Felipe Varela, que le realizó un vestido capa de manga francesa en hilo beige cuerda con bordado en hilo de seda e incrustaciones de tul y organza. Un estilo años cincuenta, muy chic, que ha lucido en muchas otras ocasiones y que al estar tan delgada y tener una cintura de avispa, le sienta estupendamente.

Letizia-1

Espalda

Como complementos repitió una cartera, también de Varela, en charol rosech y sandalias de ante de Magrit.

Cartera

Sandalias

Se recogió el pelo con un moño bajo estilo bailarina y para el maquillaje optó por la naturalidad, únicamente subiendo un poco el tono de los labios. También eligió unos bonitos pendientes de Tous, en oro amarillo de 18kt, turmalina rosa, esmeralda y piedra luna. de la colección de piezas especiales de Rosa Oriol (995 €), muy acordes para el look.

pendientes

Una de las cosas que más me ha llamado la atención es la perfecta forma de sentarse de Letizia durante la reunión que mantuvieron con con Claude Bartolone, presidente de la Asamblea Nacional. Al verla me recordó inmediatamente Lady Mary en la serie Downton Abbey y sus exquisitos modales. ¡Me encantaaaa!

Sentada

¿Os ha gustado Letizia en este viaje? ¿Creéis que ha estado a la altura del chic parisino?