Si ya has ido al quiosco para hacerte con tu ejemplar de Semana, te vendrá bien echar un vistazo a esta lista de revisteros para tener las publicaciones bien ordenaditas y además darle un toque a la decoración.


Hay casas en las que leer la prensa es, más que una sana costumbre, toda una tradición. Especialmente tres días  a la semana, los miércoles, cuando sale el nuevo número de las revistas y los fines de semana, en el que llegan los suplementos de los periódicos.

Una vez ojeada, a la prensa le sigue quedando mucha vida, pero ¿Dónde almacenar todos esos números que nos encantan? Como el orden es un problema en todas las casas -por algo triunfan programas como el de Marie Kondo en Netflix-, hemos pensado que hay un objeto en el que reparamos pocas veces, pero que puede venir muy bien. Se trata de los clásicos revisteros, que lejos de pasar de moda, se renuevan con diseños contemporáneos que se adaptan a casi todos los estilos.

Cómo elegir el más adecuado

Lo primero que tienes que pensar a la hora de hacerte con uno es donde vas a colocarlo. La habitación en la que esté instalado marcará el estilo que debemos elegir para una pieza básica de orden que también puede aportar mucho a la decoración. Así, hay algunos que son ideales para los salones pero que no serían recomendables, por ejemplo, en un dormitorio o en la cocina.

El espacio que ocupen también marcará los materiales más adecuados para este soporte. Así, si va a estar en espacios en los que es susceptible de estar cerca de fuentes de humedad, como podría ser una terraza, lo mejor es que nos olvidemos de los que están fabricados en metal y optemos por plásticos u otros materiales impermeables.

El diseño también cuenta

Como verán en la selección que hemos preparado, hay estilos para todos los gustos. Así, hay diseños más clásicos que encajarán en cualquier salón de estilo tradicional pero también los hay mucho más modernos. Incluso de estilo industrial fabricados en metal o madera.

Si el revistero va a estar cerca del sofá y lo queremos para almacenar no solo las publicaciones sino también pequeños objetos como el mando a distancia o las gafas, quizá nos interese más decantarnos por otro tipo de soportes.

Porque hay una opción muy recomendable para aquellos que no quieren un objeto más en el suelo y aún así, tenerlo todo a mano. Esa son los organizadores de tela. Los hay de diversos tipos y que pueden ir enganchados a distintos lugares. Por una parte están los que caen de los reposabrazos hacia fuera, quedando los bolsillos en la parte exterior del sofá.

Por otro lado existe otra opción, también fabricada en materiales textiles como puede ser el cuero, que sirven no solo para enganchar en el sofá –por ejemplo bajo los cojines del sofá- sino que sirven también para otros espacios como las camas. Son especialmente útiles en el caso de las literas superiores, que normalmente no tienen espacio para colocar objetos como libros o despertadores.