La primavera ya está aquí y si quieres que se note en tu casa, en tu jardín y en tu balcón, te proponemos una serie de ideas para que florezcan como ninguna.


Ha llegado la primavera. La época favorita de los amantes de las flores y la más odiada por los alérgicos. Unos meses en los que los jardines y parques se llenan de vida y color gracias al florecimiento de plantas y árboles.  También los balcones y jardines de casas particulares cogen una tonalidad especial con la llegada de esta estación… y los cuidados adecuados.

Si esta temporada te has propuesto que tu casa tenga ese toque de vida que solo las plantas pueden aportarle, te traemos una serie de ideas para que puedas hacerlo sin tener que hacer una visita a un vivero. Solo tienes que escuchar a las necesidades de cada planta y colocarla en el lugar adecuado.

Cuidados básicos

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que como seres vivos que son, las plantas necesitan cuidados y buena alimentación. A la hora de elegir una planta para nuestra casa tenemos que saber cuál es su época de floración. Esto nos dará ya pistas sobre la otra parte importante: qué temperaturas necesita.

Así sabremos si necesita mucha luz o poca y en qué lugar de la casa es más conveniente colocarla para que se sienta cómoda y pueda desarrollar todo su potencial. Esto de las temperaturas irá acompañado de vigilar las necesidades hídricas, porque dependiendo de su origen, la estacionalidad y de la familia de la que provenga, la cantidad de agua que precise será muy variable.

Flores de primavera

Para esta estación que comienza hemos seleccionado una serie de plantas que, o bien florecen en esta época o bien es conveniente sembrar estos días para que cuando llegue el final de la estación comiencen a mostrar las primeras flores. Entre las que florecen en primavera tenemos las que tienen quizá los colores más vivos y más llamativos. Destacan las petunias, los pensamientos y los jacintos. Mención especial hay que hacerles a los lirios, que además perfuman con un aroma fresco toda la casa.

En nuestra selección también te proponemos algunas plantas que, si bien no están luciendo en todo su esplendor en este momento, es conveniente que vayas haciéndote ya con ellas para que al final de la primavera y comienzos del verano las tengas ya con todas las flores. Tal es el caso de las violas, una planta humilde y colorida que germina con mucha facilidad, igual que la llamada ‘alegría de la casa’, una herbácea de pétalos rosados.

Árboles en casa ¿por qué no?

Si os gustan los árboles pero no tenéis jardín o no tenéis suficiente espacio, los de tamaño reducido serán vuestra mejor opción en cualquier época del año. Están desde los consabidos bonsáis hasta opciones tan estupendas como los naranjos enanos. Esta planta se convierte en una idea excepcional para la primavera, ya que es cuando comienzan su floración y sus flores dejan un aroma increíble. Los frutos, comestibles en la mayoría de los casos, llegarán en noviembre.