Es el estampado perfecto para este fin de semana. Ficha estos vestidos para lucir la tendencia más amorosa.


El de corazones es un un estampado atemporal, pero si hay un día en el que encaje, ese es San Valentín. En esa fecha todo está permitido, se pueden llevar de todas las formas y colores y en todos los tamaños, aunque siempre habrá quien se decante por el color por excelencia de este día: el rojo.

Muchas ‘celebrities’ apuestan por un estampado que no pasa de moda y que se adapta a todos los formatos, ya sea en camisa, en su forma más reducida, en pantalones o para adornar un vestido. Naomi Watts es una de las que se atreven con este divertido dibujo sin fallar, pero no es la única. Sobre la alfombra roja y en desfile, hemos visto, entre otras a Olivia Palermo y Kristen Dunst.

En nuestro país, Edurne y la actriz Natalie Poza han sabido defender este estampado con solvencia en distintos actos públicos. Aunque si hay alguien que haya logrado hacer de los corazones su seña de identidad, esa es la diseñadora Ágatha Ruiz de la Prada. La creadora madrileña ha hecho suyo un símbolo universal gracias a estampar en sus prendas corazones de tamaño XXL, no apto para tímidos.

Un estampado tendencia

Pero es que desde la temporada pasada, los corazones además son tendencia. Llegaron para desplazar al animal ‘print’ y sus combinaciones y convertirse en los reyes del verano más atípico de nuestra historia. De ello dieron muestra algunos de los grandes creadores sobre la pasarela.

Así quedó patente en la pasarela de primavera verano en París y Nueva York, donde firma con Escada o Paco Raco Rabanne apostaron por ponerle un poco de corazón a sus nuevas prendas, algo que sin duda, es de agradecer en un momento tan complejo.

Moda en la calle

En el ‘Street style’ aún no lo hemos visto tanto, pero poco a poco algunas de las grandes firmas del ‘fast fashion’, como Zara comienzan a incluirlo tímidamente en su catálogo en jerséis y vestidos. Por supuesto, también en complementos, que juegan a aportar un toque divertido que rebaje la seriedad de los looks.

Igual que sucede con los lunares, el estampado atemporal por excelencia, los de corazones son versátiles y pueden adaptarse a casi cualquier estilo y ocasión sin desentonar. Por eso no es complicado verlos en vestidos primaverales, con vida y color pero también funcionan a la perfección en forma de microestampado en tejidos brillantes durante la noche.

Y otra de sus ventajas es que los corazones favorecen a todo el mundo, da igual cuál sea tu figura. Te quedará bien tanto si tienes muchas curvas o pocas y sea cual sea tu estatura. Para acertar solo tendrás que buscar el formato que más te guste y ya estarás lista para llevar la tendencia más amorosa.