El ventilador puede ser nuestro mejor amigo en estos primeros días de subida de las temperaturas. Ficha estas ideas para elegir el más adecuado para ti.


El verano ya ha llegado con todo su esplendor y con sus altas temperaturas. El termómetro nos lo está dejando claro y también las largas jornadas de sol y de luz, que hacen que debamos tener cuidado antes de ponernos al sol.

Cuando salimos al exterior es de vital importancia en estas fechas que utilicemos un buen protector solar y que nos cuidemos de exponernos a los rayos solares en las horas centrales del día. Así nos ahorraremos disgustos y problemas en la piel que van desde las manchas o las quemaduras a cosas más graves.

La temperatura dentro de casa

Eso es lo que recomiendan los expertos para cuando ponemos un pie en la calle, pero ¿Qué sucede entre las paredes de nuestro hogar? Pues que también deberíamos seguir manteniendo algunas normas básicas.

Estas son cosas como hidratarnos bien, comer cosas frescas y sanas, como frutas y verduras, para mantener nuestra hidratación. También entraría ahí controlar en la medida de lo posible la temperatura de nuestro hogar. Hay quien tiene aire acondicionado y con eso va manteniendo.

Pero para quienes no lo tengan o les suponga un problema utilizarlo existe la opción de hacerse con un elemento que lleva presente en nuestras vidas algún tiempo más y que puede ser de gran ayuda en los días de calor: el ventilador.

De pie, con aspas, de techo…

El ventilador, como decíamos, lleva décadas con nosotros, pero en los últimos años han aparecido diferentes versiones y diseños que pueden encajar mejor en nuestro hogar. Así, además del clásico ventilador de mesa, de pequeñas dimensiones, ahora los encontramos también de pie, y además oscilantes, para que lleguen a todas partes.

Están por supuesto, las versiones con aspas que tan bien conocemos, pero hay quien prefiere estos días decantarse por uno compacto, de pie, que ocupa menos espacio pero que también tiene la posibilidad de cambiarle las posiciones y hacer que oscile.

Se mantienen también en el mercado como una buena opción los ventiladores de techo. Esta versión, tan conocida por todos por su aparición en las películas estadounidenses, en las que están presentes en infinidad de títulos, puede ser un gran alivio en las noches de verano.

Estos ventiladores se remodelan para formar parte de diseños abiertos, clásicos que recuerdan a los ambientes tropicales. Pero también cambian de materiales e incluso hay diseñadores que optan por cerrarlos para mayor seguridad, dejando sin embargo, el espacio suficiente como para que puedan cumplir con su función primordial: la de mover el aire y conseguir refrescarnos en estos días de calor.