La temporada de verano invita a usar tonos más vivos, pero este verano se lleva todo: desde los colores más naturales hasta los tonos vibrantes.


Una de las cosas que ha cambiado la pandemia era el lugar en el que nos fijábamos en el rostro de alguien. Con esto de llevar mascarilla a todas partes, los ojos habían vuelto a ser los protagonistas de la comunicación. Y por ello, también se convirtieron en las estrellas del maquillaje.

Así, si en otras épocas aciagas el pintalabios era siempre el gran vencedor, durante esta pandemia sobras de ojos y máscaras de pestañas le ganaron la partida. Pero solo durante un tiempo, porque ahora que estamos más en espacios abiertos y podemos retirarnos la mascarilla -con todas las precauciones y la distancia del mundo-, la barra de labios vuelve a aparecer en escena.

Los colores de la temporada

Instagram es uno de los grandes prescriptores del momento, y allí hemos visto maquillajes para todos los gustos y colores. Desde quienes optan por la naturalidad hasta quienes abogan por ponerle un poco de fantasía al asunto para Por eso, esta temporada vale casi todo.

En cuanto a los colores, la gama va desde los colores naturales hasta los rojos y fucsias. Eso sí, nada de tonos nude, se trata de tener el mejor aspecto posible, por ello recurrimos a los rosas y tonos rojizos. Incluso hay quien apuesta por colores más fríos, tirando hacia los violetas.

Los formatos de los pintalabios

En los formatos también hay disparidad. Podemos encontrar desde la clásica barra de labios hasta el formato líquido que deja un resultado semipermanente. Todo está permitido, lo que marca la pauta es nuestra necesidad y nuestra habilidad para mantener los labios pintados de manera correcta.

Por ello, para una noche de cena en la que no queremos que se nos mueva ni un ápice el color, lo mejor es optar por las fórmulas semipermanentes. Normalmente suelen venir en textura líquida y acompañados de un pincel o un aplicador para que resulte más fácil maquillarnos correctamente.

Pero si lo que necesitamos es hidratación, entonces es preferible que nos decantemos por la opción más tradicional y apliquemos el color con una barra. Estas contienen agentes hidratantes y el resultado suele ser más jugoso.

Los acabados más destacados

Porque esta temporada se lleva todo en cuanto a colores, pero también en cuanto a resultados. Así tenemos desde acabados con tonos naturales hasta los mate. Lo que se lleva menos es el brillo glossy que triunfó hace ya unos años.

Pero todo vale en función de cómo queramos que sea nuestro ‘look beauty’. Si queremos que nuestros labios den la sensación de tener más volumen, entonces nos decantaremos por texturas más cremosas. Pero si nuestros labios son grandes y gruesos, entonces el acabado mate es el ideal.