La vecina Rubia ha hablado de lo que utiliza para cuidar su melena rubia y sus seguidoras ya han tomado buena nota del producto que usa. Una pista: es de origen vegetal y puedes encontrarlo con mucha facilidad… si no se agota antes.


Puede que fuera de Internet aún haya quien no la conozca, pero la Vecina Rubia es toda una celebridad. Con casi tres millones de seguidores en las redes sociales, es una de las mayores ‘influencers’ de nuestro país y todo lo que toca se convierte en oro, o mejor dicho, en purpurina, porque en su universo todo es iridiscente. Y lo hace además manteniendo una de las cosas más preciadas hoy en día: el anonimato, porque nunca muestra su rostro.

Pese a ello, el poder de prescripción de la Vecina Rubia es asombroso: logra agotar prendas de Zara o de Mango en minutos porque, aunque no la patrocinan –o quizá por eso- comparte (casi) todos sus secretos con sus seguidoras, con quienes mantiene una relación tan envidiable como cercana. Uno de los últimos detalles que ha compartido ha sido el secreto para tener un pelazo como el suyo, porque, al contrario que su rostro, el cabello sí que lo muestra de vez en cuando.

La ronquina y sus usos

El producto en cuestión es un tónico capilar que existe desde hace mucho tiempo, la ronquina. El suyo en concreto es Ron-Quina de la firma Kesmar, y sus seguidoras ya se han lanzado a probarlo (por si vosotras también queréis, os dejamos más abajo este y otros tónicos con una formulación similar para que veáis si da buenos resultados).

Pero seguro que os estáis preguntando qué es exactamente la ronquina. Pues bien, no es otra cosa que un tratamiento hecho con productos naturales que se utiliza para fortalecer el pelo y prevenir su caída. Está creado, fundamentalmente a base de romero y quina (de ahí el nombre, que es una composición de ambas) y se aplica sobre el cabello en forma de loción, aunque hay también versiones en champú o mascarilla.

Naturalidad y cercanía

Como ven el método no puede ser más natural. Tampoco más tradicional, porque seguro que en casa muchos lo conocen desde hace tiempo, pero esta joven ha logrado volver a ponerlo de moda de la forma en la que ella, casi sin pretenderlo, convierte todo en tendencia. Porque ella no aconseja a nadie que haga algo, solo comparte, cuando le preguntan, qué es lo que ella utiliza.

Quizá ahí radique el éxito de La Vecina Rubia, que se comporta con sus seguidores como lo haría si estuviese abriendo las puertas de su casa a un grupo de amigos. Por eso también ha logrado conquistar no solo a los jóvenes, también a sus padres, que por su amabilidad y educación, la ven como un buen modelo para los más jóvenes.

Su amor por la ortografía y su afán por promover la buena escritura dejan patente que así es. Y su humor y delicadeza a la hora de tratar temas delicados muestran un enfoque ético y cercano que puede servir de mucha más ayuda de la que creemos… y no solo para tener pelazo, aunque esto último, siempre venga bien y, por supuesto, no sea incompatible con lo demás.