Trucos y productos para disimular esas raíces y esas canas en nuestro hogar y así espacial la visita a la peluquería.


 

Las celebrities suelen marcar el camino, especialmente en lo que a peluquería se refiere. Si Jennifer Aniston fue el ejemplo a seguir en cuanto los cortes de pelo más novedosos de los años 90 gracias a su papel en ‘Friends’, ahora la inspiración puede venir de cualquier parte. Desde la pequeña pantalla hasta la realeza.

De hecho, la Reina Letizia ha encontrado en las canas una forma de dejar clara su declaración de intenciones: que los cabellos blancos también pueden conferir un halo de atractivo a la melena femenina, no solo a la cabellera masculina. Pero la suya es solo una opción. Hay quien se ve más favorecida utilizando tintes y reflejos de color en el cabello o incluso se renuevan cambiando de color cada cierto tiempo.

Para quienes quieran un tono nuevo o prefieren seguir con su coloración habitual está pensada esta selección de productos para el pelo. Con ellos podrás darle a tu cabello ese tono que deseas tú misma o retocarlo de manera eficaz hasta que vuelvas a sentarte delante de tu colorista profesional.

Tintes y precauciones

Si te decides por probar el tinte en casa nuestra recomendación es que comiences con las formulaciones en crema y que compruebes en primer lugar en una pequeña zona del cuero cabelludo para evitar reacciones alérgicas.

Es preferible la crema a las formulaciones más líquidas porque resultará más sencillo de aplicar y se adherirá mejor al cabello, de forma que actuará de forma más eficaz sobre este y no se moverá, tiñendo zonas que no debería. De cualquier modo, es recomendable que os cubráis bien y utilicéis ropa ajada para teñiros, así, si se mancha no os dará pena deshaceros de ella si no sois capaces de dejarla completamente limpia tras pasar por la lavadora.

En la elección del tono no nos metemos, porque además hay una gama muy amplia. Eso es tan personal como elegir el tono de las paredes de nuestro dormitorio. Cada uno tiene un criterio y le gusta verlo de una forma o tiene ya más que pillado el color que más le favorece para su tipo de cabello, de rostro y el corte de pelo que luce en ese momento. Solo os decimos que los tonos más claros de las gamas suavizan los rasgos y los oscuros suenen dar más brillo a la melena.

Los retoques

Si no os apetece meteros en faena y preferís que lo haga un profesional pero no podéis ir tan a menudo como os gustaría, también hay herramientas para ayudaros: los retocadores. Los hay en spray, que son muy útiles para zonas un poco más extensas, como las raíces. Se aplican igual que haríamos con la laca y cubren la zona en cuestión de segundos.

También los hay en formato reducido, en forma de pinceles parecidos a los que se utilizan para aplicar la máscara de pestañas. Este formato es ideal para quienes solo tienen alguna cana que otra y quieren darles un toque de color porque no les gusta que desentone con el resto del cabello. Es un solución temporal pero muy útil y muy eficaz para momentos puntuales.