Con la llegada de la temporada estival toca echarle un ojo al balcón y la terraza y renovar el mobiliario. Echa un ojo a estas opciones para cambiar la tuya.


Ha llegado el momento de hacer vida en el exterior. Tras los días de tormentas parece que las temperaturas se estabilizan y que podemos hacer todas esas reuniones que no son muy recomendables en espacios cerrados y sin ventilación, en el exterior y retomar un poco de esa vida prepandémica sin correr riesgos.

Por eso estos días hay quien está echándole un vistazo al aspecto de esos muebles de los que solo nos acordamos como de santa, cuando truena. O más bien cuando deja de hacerlo. Porque los muebles de exterior están pensados para soportar las inclemencias del tiempo pero también necesitan una renovación de vez en cuando.

Sillas para estar como un rey

Si es tu caso, lo primero que hay que hacer es ver cuál es nuestro espacio disponible y las necesidades que queremos cubrir. Para quienes tienen sitio de sobra y quieren algo cómodo y con cierta estética, los combos de dos asientos con mesa pueden ser una muy buena opción.

Si solo disponemos de un pequeño balcón también tenemos algunas opciones, son algo más pequeñas, pero pueden encajar perfectamente y cumplir con la idea principal por la que las adquirimos: aprovechar los espacios exteriores y disfrutar del buen tiempo.

Recibir a los amigos en casa

Si lo que queremos es ampliar el número de asientos para poder recibir a nuestros seres queridos en la terraza o el jardín y estar más tranquilos, entonces las opciones más razonables son otras. Deberíamos decantarnos por versiones que pueden resultar igual de cómodas, pero que sean plegables para poder recogerlas y que ocupen el mínimo espacio después.

En este sentido hay muchas opciones, desde las clásicas que pueden usarse incluso para bajar a la playa y plantarla en primera línea, hasta las opciones más reducidas, pensadas solo para jardines y salones.

Mesas que se adaptan a todo

Si vuestro espacio es reducido, entonces será mejor que eches un ojo a este artículo pensado para sacarle partido al balcón. Pero si dispones de un poco más de margen hay packs de sillas que ya vienen con una pequeña mesita de apoyo incluida. Lo importante en este punto es que vigilemos los materiales –que estos sean aptos para el exterior- y asegurarnos que no requieran demasiado mantenimiento.

No obstante, para quienes quieran sacarle un partido aún mayor a este elemento, hemos incluido una versión tan sorprendente como útil. Se trata de una mesa que también hace las veces de nevera. Una opción ultra cómoda para mantener los refrigerios a su temperatura correspondiente sin renunciar al apoyo y sin utilizar más espacio. Eso sí, el hielo tendrás que ponérselo tú.