El mundo del tenis ha servido de inspiración para muchos looks icónicos. Esta temporada este deporte vuelve a inspirar prendas y looks con mucho estilo y mucha comodidad.


El tenis ha inspirado muchas tendencias a lo largo de su historia. Y no solo dentro de las canchas, también en el cine y en las pasarelas. A Woody Allen le dio para una película, Match Point, que además adornó con una atmósfera chic y peculiar, y esta temporada a muchos diseñadores les ha dado para traer nuevos aires las pasarelas.

Porque hay detalles inspirados en este deporte que se han colado en muchos de los grandes desfiles de esta primavera verano. Así, Fendi ha tocado a sus modelos en su pase para la primavera verano con grandes viseras, inspiradas en las primeras gorras de tenis que lucían las mujeres sobre la cancha. Y Miuccia Prada ha buscado el punto deportivo a sus estilismos.

Todo al blanco

Pero si hay una tendencia que inspire en el tenis, esa es el look clásico de Wimbledon. En este torneo británico, que se juega sobre hierba, los tenistas tienen que vestir obligatoriamente de blanco. Y ese tono inmaculado ha ganado el terreno esta temporada a los colores pastel para convertirse en el protagonista de los ‘looks’ de día más llamativos.

Parece que en tiempos inciertos, el blanco puede convertirse en una forma de traer luz, si no a nuestras vidas, sí a nuestros vestidores. Y lo bueno es que nunca pasa de moda. Así que es un buen momento para hacerse con prendas blancas que luego puedan servir de fondo de armario.

Y si los grandes diseñadores comienzan a centrarse en algo, el resto de firmas no se queda atrás. Este año encontramos prendas blancas, e inspiradas tanto en esos ‘looks’ de Wimbledon dentro de las canchas como las de los espectadores –memorables han sido los estilismos lucidos por Kate Middleton y Meghan Markle en el palco mientras disfrutaban de los encuentros-.

En clave desenfadada

Faldas plisadas y vestidos camiseros se cuelan en los armarios primaverales. Las camisetas con cuellos se inspiran en los polos deportivos para acompañar tanto unos vaqueros como una falda de corte más formal o un pantalón de vestir en clave más casual. Todo vale para lucir esta tendencia.

Y todo ello complementado con la estrella de los últimos meses: las zapatillas deportivas. Porque desde el inicio de la pandemia la moda ha descendido del olimpo de los tacones para que los habitantes del planeta caminen de forma más acorde a la situación.

Así pues, las zapatillas se han convertido en las reinas no solo del ‘street style’, también de los looks un poco más serios, y sirven para rebajarlos y darles un giro. Nos sirven tanto para una cena tranquila como para un paseo por el parque. Porque en estos días no tenemos ni idea de lo que va a suceder mañana, así que mejor ir cómodos, con algo que se adapte a nuestro día a día y nos ayude a caminar con paso firme, que falta nos hace.