Desayunar bien es importante para coger fuerzas para el resto del día. Ficha estas ideas para que el tostador sea tu gran aliado a la hora de preparar esta comida.


Dicen algunos expertos que el desayuno es las comidas más importantes del día. Y si atendemos a esa afirmación, es importante que lo que ingiramos sea variado y con la suficiente carga energética como para aguantar todo el día. Por eso, especialmente a determinadas edades, hay que incluir una fuente de carbohidratos saludables, y el pan, puede ser una muy adecuada.

Sin meternos en qué tipo de pan es el que más le conviene a cada cual –que también existen opciones para celiacos e intolerantes al gluten, por ejemplo-, casi todo el mundo coincide en que, por las mañanas, prefiere el pan tostado. Y es aquí donde debemos tener cuidado con que esté en su punto y no se nos queme, ya que comer cosas chamuscadas es perjudicial para la salud a largo plazo –sin olvidarnos de que el sabor es terrible-.

Para que eso no suceda, hay que encontrar la forma de tostar el pan en su punto. Hay quien prefiere pasarlo por la sartén, pero la mayoría confía en la tecnología, y el los tostadores eléctricos. Es más limpio, evita tener que estar fregando después y además, se puede simultanear con otras cosas sin tener que estar vigilándolo.

Tipos de tostadores

A la hora de elegir un tostador tenemos que revisar cuáles son nuestras necesidades y cómo solemos tomar las tostadas. Si somos de los que las toman de pan de molde regular, entonces quizá primaremos tener espacio disponible en la encimera, por lo que nos decantaremos por un modelo más pequeño.

Sin embargo, si somos aficionados a las de pan de barra de panadería, entonces quizá nos interese más hacernos con una un poco más grande. Lo interesante es comprar una con las ranuras alargadas y extra anchas, para que entren sin problemas.

No obstante, también existen tostadores horizontales. Su principal ventaja es que puedes colocar el pan del tamaño que desees sin preocuparte por si pegará en algún sitio o si se chamuscará en alguna punta. No obstante, ocupan más espacio y no son tan seguros como los verticales si tenemos niños pequeños en casa.

Tostar, dorar sándwiches o hacer a la parrilla

Por último, para quienes quieran un aparato que resulte útil para más elaboraciones quizá se pueda decantar más que por una tostadora al uso, por una plancha de cierre. Este aparato nos permite tostar el pan pero también hacerlo cuando ya hemos preparado un sándwich y queremos darle un toque de calor.

Pero además, tiene otra utilidad: nos sirve de parrilla para poder cocinar alimentos como gambas o brochetas de carne. Lo podemos hacer además sin necesidad de añadir aceite o algún otro tipo de grasa, por lo que resulta más saludable que otras elaboraciones.