Se la hemos visto a Blake Lively, a Kylie y Kendall Jenner y a numerosas famosas españolas. Las uñas blancas son tendencia, pero hay que elegir el tono que más se ajuste a nuestras manos y saber cómo aplicarlo para que dure más.


Muchas se han resistido durante meses. Otras, en cambio, han caído rendidas a los encantos  de la manicura blanca. Este color parecía tener su lugar en el verano pero este invierno está haciendo furor entre famosas e ‘influencers’.

Instagram está estos días poblada de imágenes de manicuras blancas en distintas versiones. Las hay desde las más atrevidas, como la de Kylie Jenner, con unas uñas xxl, hasta las que intentan mostrar una versión más discreta, pese a que ese no sea el mejor adjetivo para describir esta moda.

En contra de lo que pudiera parecer, el color blanco puede ayudar a subir en tono de nuestra piel. Por el contraste, llevar una manicura blanca puede hacer que nuestra piel parezca más morena y eso, en estos meses en los que no nos ve demasiado el sol, puede ser un plus para animarse con este tono también medio del frío.

Tipos de uñas

En esta época no se llevan demasiado las medias tintas. En manicuras, tampoco. Así, los estilos parten desde el largo infinito y los diseños imposibles que lucen algunas famosas, como Rosalía, quizá la mujer que más ha conseguido llamar la atención sobre sus uñas.

El otro extremo es que el común de los mortales podemos lucir en nuestro día a día. Se llevan las uñas cortas, con forma cuadrada y sin estridencias. Algo mucho más razonable para quienes cocinamos, ponemos el lavavajillas, aporreamos un teclado o nos aplicamos nuestras cremas a diario en la cara y queremos seguir haciéndolo sin temor a sacarnos un ojo con un aplique decorativo colocado en el dedo índice.

Bromas aparte, este otro extremo, el de las uñas cortas se vuelve mucho más práctico no solo para desenvolverse en la vida diaria, también a la hora de aplicarse el esmalte en casa. Con la mitad de cantidad (y de tiempo) obtendremos un resultado igual a la hora de seguir la tendencia.

Trucos para aplicar el color blanco

Lo primero y más adecuado es aplicar una base transparente. Este gesto es básico. Da igual el color que apliquemos, porque evitará que, de haber algún riesgo, el tono elegido se transfiera a la uña. Aplicaremos después el color blanco. Preferiblemente con dos capas, porque esto hará que el color quede más uniforme.

Es especialmente recomendable que tengamos cuidado y dejemos secar bien cada capa antes de echar la siguiente. Esto hará que reduzcamos la posibilidad de que se formen burbujas de aire. Además, es recomendable revisar bien que no haya restos ni exceso de producto en el pincel para que no nos queden molestas marcas en la superficie.

Por último, sería recomendable terminar con una capa de brillo. Esto hará que la manicura dure un poco más de lo habitual y no se vaya descascarillando con tanta facilidad.